Escuche ahora

W Fin de Semana

Con Juan David Cardozo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Demócratas atacan al nominado de Trump para Supremo por favorecer a empresas

Senadores demócratas atacaron hoy al juez Neil Gorsuch, nominado por el presidente de EE.UU., Donald Trump, para el Tribunal Supremo, por alinearse con los intereses de las empresas y dejar de lado a los ciudadanos.

Washington, 20 mar (EFE).- Senadores demócratas atacaron hoy al juez Neil Gorsuch, nominado por el presidente de EE.UU., Donald Trump, para el Tribunal Supremo, por alinearse con los intereses de las empresas y dejar de lado a los ciudadanos.

Los senadores de la oposición demócrata formularon sus ataques durante la primera audiencia de Gorsuch ante al Comité Judicial del Senado, que evalúa la designación del juez para ocupar un cargo vitalicio en el Tribunal Supremo y sustituir al magistrado conservador Antonin Scalia, fallecido en febrero de 2016.

Para mostrar la simpatía de Gorsuch por las empresas, la senadora Dianne Feinstein mencionó el caso del camionero Alphonse Maddin, que en 2009 tuvo que parar su vehículo por un fallo en los frenos y, ante las bajas temperaturas, decidió desobedecer las órdenes de su supervisor y abandonar el camión, que no tenía calefacción y no arrancaba.

El camionero recurrió su despido por considerarlo improcedente, pero Gorsuch falló en su contra en agosto de 2016 como juez de la Corte de Apelaciones del Décimo Circuito, una instancia inmediatamente inferior al Tribunal Supremo y con sede en Denver (Colorado).

Con la narración de ese fallo, los senadores trataron de mostrar un patrón en las sentencias formuladas por Gorsuch, que, en opinión de los demócratas, favorece a las grandes empresas.

Irónicamente, lo que para los progresistas es motivo de ataque, para los republicanos es motivo de felicitación, como muestran las declaraciones de organizaciones conservadoras como Judicial Crisis Network, que han elogiado a Gorsuch por mostrar "integridad" a la hora de hacer cumplir la ley.

Ya antes de la audiencia ,los republicanos habían expresado su apoyo unánime a Gorsuch.

"La comprensión de Gorsuch de la separación de poderes, incluida la independencia judicial, forma parte de su trabajo", dijo en su intervención inicial el senador republicano Chuck Grassley, presidente del Comité Judicial de la Cámara alta.

En las audiencias, que comienzan hoy, Gorsuch tendrá que responder a preguntas sobre su posición sobre el aborto, el matrimonio entre personas del mismo sexo y su independencia para oponerse a Trump, pues el Tribunal Supremo posiblemente tendrá la última palabra en algunos de los decretos del presidente.

De hecho, el senador demócrata Patrick Leahy, pidió hoy a Gorsuch que condene públicamente la orden ejecutiva proclamada por Trump para prohibir temporalmente la entrada a Estados Unidos a los refugiados y nacionales de seis países musulmanes, una medida actualmente bloqueada por dos jueces federales.

Para lograr su confirmación, una vez superado el trámite del Comité Judicial del Senado, Gorsuch necesita lograr en el Senado una mayoría de 60 votos, una barrera que podría tener difícil superar debido a que los republicanos tienen una mayoría de 52 escaños en la Cámara Alta y necesitaría el apoyo de varios demócratas.

Ese apoyo podría ser difícil de cosechar porque los demócratas están todavía irritados por la decisión de los republicanos de no considerar al nominado para el Supremo del expresidente Barack Obama, el juez Merrick Garland, que fue ignorado por los conservadores con el argumento de que no tenía sentido aprobarlo en un año electoral.

Ante esas dificultades, Trump ha pedido al líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, que recurra a la llamada "opción nuclear", una norma aprobada en el pasado por los demócratas para que se puedan aprobar leyes o nominaciones por mayoría simple con 51 votos, en vez de 60.

Con fama de conservador, Gorsuch es un firme defensor de la pena de muerte, se opone a la eutanasia y al suicidio asistido y ha defendido en numerosas ocasiones la libertad religiosa de los individuos por encima de las regulaciones del Gobierno.

El juez, de 49 años, acudió a la audiencia con buena parte de su familia y todavía no ha emitido su declaración, que está prevista para esta tarde. EFE

bpm/pa/lnm