Escuche ahora

Mujeres W

con Jimena Cortés


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

EE.UU. mantiene diálogo de alto nivel con Guatemala, Honduras y El Salvador

Altos representantes de los Gobiernos de Guatemala, Honduras y El Salvador se reúnen hoy con altos funcionarios estadounidenses en Washington, dentro de un diálogo de alto nivel en el que planean abordar los avances en seguridad y en el combate a la pobreza y la violencia que generan la emigración.

Washington, 19 oct (EFE).- Altos representantes de los Gobiernos de Guatemala, Honduras y El Salvador se reúnen hoy con altos funcionarios estadounidenses en Washington, dentro de un diálogo de alto nivel en el que planean abordar los avances en seguridad y en el combate a la pobreza y la violencia que generan la emigración.

Según informó hoy el Departamento de Estado en un comunicado, el diálogo busca revisar el plan de acción para este año que el vicepresidente de EE.UU., Joe Biden, acordó en febrero con los mandatarios de los países del triángulo norte de Centroamérica.

El ministro de Exteriores salvadoreño, Hugo Martínez; el ministro de Exteriores de Guatemala, Carlos Raúl Morales, y el ministro coordinador general del Gobierno de Honduras, Jose Ramón Hernández Alcerro, encabezan las delegaciones de sus respectivos países, indicaron a Efe fuentes del Departamento de Estado.

Por parte de Estados Unidos están el subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, Thomas Shannon, y la asesora adjunta de seguridad nacional del presidente Barack Obama, Amy Pope, de acuerdo con las mismas fuentes.

"Los Gobiernos conversarán sobre los avances del Plan de la Alianza para la Prosperidad lanzado (en 2014) por los Gobiernos del triángulo norte. También participará una delegación del Banco Interamericano de Desarrollo" (BID), indica la breve nota.

Para hacer frente a la violencia y falta de oportunidades que provoca la inmigración procedente de Centroamérica, el pasado febrero Obama solicitó al Congreso una partida de 750 millones de dólares de ayuda a la región, dentro del presupuesto de 50.100 millones para el año fiscal 2017.

El Congreso no ha aprobado aún esa partida, aunque sí dio luz verde a otros 750 millones para el año fiscal 2016, de los que la mitad estaba condicionada a la certificación por parte de EE.UU. de que cada uno de los países daban pasos para combatir sus mayores problemas, entre ellos la corrupción y la impunidad.

Para ello, Biden y los presidentes centroamericanos establecieron un plan de acción en febrero por el que EE.UU. se comprometía a imponer mecanismos de coordinación "robustos" que mejoraran la efectividad, transparencia y eficiencia de sus programas de ayuda al exterior, entre otras cosas.

El Salvador, por su parte, prometió mejorar la seguridad en municipios "prioritarios", doblar la validez del documento provisional de viaje salvadoreño y desarrollar nuevos mecanismos para proteger a los migrantes que regresen al país, además de definir un protocolo de protección de los derechos humanos en las operaciones conjuntas de la Policía y Fuerzas Armadas.

Por su parte, Guatemala, dijo que aumentaría las investigaciones de contrabando, mejoraría la eficiencia del gasto público y la recaudación de impuestos y establecería un plan que proporcione servicios técnicos y vocacionales para los jóvenes.

Finalmente, Honduras se comprometió a proveer el apoyo necesario a la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih) de la Organización de Estados Americanos (OEA) y garantizar recursos adicionales para la seguridad alimentaria, además de mejorar la seguridad fronteriza. EFE