Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Egipto acudirá a las urnas para refrendar a través de referendo enmienda constitucional

Parlamento aprobó por amplias mayorías, entre otras, una reforma constitucional que permiría ampliar el gobierno de Sisi hasta 2030.

El 20 de abril habría votaciones en Egipto para refrendar reformas constitucionales. Foto: Agencia EFE

Los egipcios votarán entre el sábado 20 y el lunes 22 el referéndum sobre las enmiendas constitucionales que permitirían al presidente, Abdelfatah Al Sisi, volver a presentarse a una siguiente elección y ampliar su mandato hasta 2030.

El presidente de la Autoridad Nacional Electoral, Lashin Ibrahim, anunció públicamente que la votación sobre las enmiendas constitucionales aprobadas ayer mismo por el Parlamento comenzará un día antes para la comunidad egipcia en el exterior, que sufragará entre el 19 y el 21 de este mes.

"Pido al pueblo que exprese su opinión de forma democrática", indicó Ibrahim en una comparecencia pública.

El Parlamento de Egipto aprobó ayer una serie de enmiendas a la Carta Magna que incluyen una ampliación del periodo presidencial de cuatro a seis años y la posibilidad de reelección durante dos periodos consecutivos.

(Le puede interesar: Egipto aprueba reforma que permitiría a su presidente estar en el poder hasta 2030)

La reforma constitucional incluye una disposición transitoria que permitirá a Al Sisi beneficiarse de la ampliación del término del mandato presidencial y presentarse de nuevo, pese a que se encuentra en su segundo periodo como jefe del Estado.

Las enmiendas se aprobaron con celeridad en un Legislativo ampliamente controlado por los partidarios del exmariscal, tan solo dos meses después de que un grupo de parlamentarios presentara la propuesta de reforma y menos de un año después de que Al Sisi ganara unas elecciones, consideradas como una farsa por la oposición.

Otra de las enmiendas permitirá al jefe de Estado designar a los presidentes de las instituciones judiciales, que antes eran nombrados por sus propios órganos.

También extenderá las atribuciones de las Fuerzas Armadas, institución que dirigía Al Sisi cuando dio el golpe de Estado con el que derrocó en 2013 al islamista Mohamed Mursi.

A partir de ahora, los militares, además de defender el país, tendrán el papel de "salvaguardar la Constitución y la democracia, preservar los fundamentos básicos del Estado y su naturaleza civil, las ganancias del pueblo y los derechos y libertades de los individuos".

La reforma constitucional también da amparo legal al enjuiciamiento de civiles en tribunales militares, una práctica que ha sido común en los últimos años y ha sido criticada por organismos que defienden los derechos humanos.

La reforma constitucional también crea un Parlamento bicameral, recuperando una cámara alta, extinta en 2014, e incorpora la figura del vicepresidente.

La aprobación de las enmiendas fue un mero trámite y tuvo el beneplácito de 531 diputados de los 554 presentes en la sesión, con la única oposición de 22 legisladores y una abstención.