Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

El centro-derecha francés, dividido entre la oposición y el apoyo a Macron

El centro-derechista Los Republicanos, principal partido de la oposición, puede escindirse entre que los abogan por enfrentarse al presidente de Francia, Emmanuel Macron, y los partidarios de apoyarlo, que estarían en disposición de formar su propio grupo en la Asamblea.

París, 20 jun (EFE).- El centro-derechista Los Republicanos, principal partido de la oposición, puede escindirse entre que los abogan por enfrentarse al presidente de Francia, Emmanuel Macron, y los partidarios de apoyarlo, que estarían en disposición de formar su propio grupo en la Asamblea.

Así lo declaró hoy el diputado Thierry Solère en una entrevista radiofónica en "France Inter".

El líder de los "constructivos", como se conoce a aquellos que se declaran compatibles con el nuevo Ejecutivo, aseguró que cuenta con más de quince miembros de la cámara baja del Parlamento dispuestos a apoyar las reformas del centrista Macron, entre ellas la laboral, un número "más que suficiente" para crear un grupo autónomo.

"Vamos a intentar construir en vez de destruir", explicó Solère, que esta misma mañana mantuvo una reunión con el primer ministro, Édouard Philippe, antiguo miembro de Los Republicanos con el que mantiene una relación de amistad.

Además, algunos de los diputados favorables al actual Gobierno fueron contactados por los ministros Gérald Darmanin y Bruno Le Maire, que fueron expulsados del grupo conservador el pasado mayo por hacer campaña en favor del partido centrista de Macron a expensas del suyo.

Solère representa a una facción minoritaria entre los 113 diputados que Los Republicanos han obtenido tras la segunda vuelta de las elecciones legislativas del pasado domingo, ganadas con mayoría absoluta por el partido de Macron, La República en Marcha.

Los candidatos afines a Solère ya había mostrado su simpatía hacia el proyecto de la agrupación del presidente antes de la campaña de las legislativas.

La fractura en el seno de Los Republicanos, que se ha alternado en el poder con los socialistas en las últimas décadas, podría resolverse mañana, tras la elección del presidente del grupo conservador.

Un puesto al que el anterior jefe de filas de los diputados conservadores, el muy poco "constructivo" Christian Jacob, suena como favorito.

El otro gran partido de Francia, el Partido Socialista (PS), atraviesa una crisis aún más profunda reflejada en escisiones internas de las que se ha nutrido especialmente La República en Marcha, fundada por Macron, un exministro del Gobierno socialista que presidió François Hollande.

El PS cosechó los peores resultados de su historia en las legislativas del domingo con 30 diputados. EFE