Escuche ahora

La W

Con Vicky Dávila


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

El hijo del alcalde de Guatemala es el nuevo presidente del Congreso

Álvaro Arzú, el hijo del actual alcalde de Ciudad de Guatemala y expresidente del país, Álvaro Arzú Irigoyen, fue elegido hoy nuevo presidente del Congreso para el periodo 2018-2019 con el apoyo del partido oficial Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación).

Guatemala, 13 ene (EFE).- Álvaro Arzú, el hijo del actual alcalde de Ciudad de Guatemala y expresidente del país, Álvaro Arzú Irigoyen, fue elegido hoy nuevo presidente del Congreso para el periodo 2018-2019 con el apoyo del partido oficial Frente de Convergencia Nacional (FCN-Nación).

Durante una sesión plenaria celebrada este sábado, los diputados, con 92 votos favor, 56 en contra y 10 ausentes, dieron su visto bueno a la única propuesta presentada para asumir la dirección del ente legislativo, que presidirá Arzú, único miembro del opositor Partido Unionista.

Acompañando al hijo del alcalde capitalino, quien sustituirá al opositor Óscar Chinchilla, de Compromiso Renovación y Orden (Creo), estarán dos diputados oficialistas y seis opositores.

Las tres vicepresidencias quedaron, por el siguiente orden, en manos de Felipe Alejos (Todos), Javier Hernández Ovalle (del oficial FCN) y Mayra Alejandra Carillo (Movimiento Reformador).

Las cinco secretarías serán ocupadas, también por orden, por el diputado Estuardo Ernesto Galdámez (oficialista), Karla Andrea Martínez (Alianza Ciudadana), Juan Ramón Laucuán (TODOS), Jaime Octavio Augusto Lucero (UCN) y Elsa Leonora Cu Isem (Movimiento Reformador).

Tras la elección de la nueva junta directiva, Arzú agradeció el apoyo de sus compañeros para poder asumir este "reto" en el que, con "sabiduría", buscará hacer un mejor trabajo.

"El reto es grande y gracias al apoyo de todos ustedes (...) estoy seguro que vamos a hacer otra vez una institución digna de este Congreso", afirmó.

Ovacionado por sus compañeros de hemiciclo, el nuevo presidente agradeció los votos recibidos y pidió a todos los parlamentarios trabajar "juntos" para hacer "una buena agenda de país" para todos los guatemaltecos, con un Congreso "que avance, que tenga rumbo" y que permita a la ciudadanía estar "orgullosa".

Visiblemente emocionado, agradeció el trabajo de su predecesor y amigo, Óscar Chinchilla, y dijo que el próximo lunes, tras tomar juramento este domingo, empezarán a trabajar para demostrar que "si queremos podemos hacer bien las cosas".

En el hemiciclo, algunos de los asistentes expresaron su descontento con la elección de la junta directiva mientras que el diputado opositor Julio Ixcamey, quien había expresado su intención de postularse a presidente, denunció negociaciones debajo de la mesa para elegir a Arzú de forma poco transparente.

También a las fueras del Congreso un grupo de personas, a golpe de bombo y platillo, mostraron su disconformidad al grito de "no toleramos ese pacto de corruptos".

Los partidos que apoyaron esta junta directiva son el oficialista FCN-Nación y los opositores Todos, Bloque Legislativo Reformador, Bloque Alianza Ciudadana, Unidad del Cambio Nacional, Partido de Avanzada Nacional, Visión con Valores y algunos independientes, mientras que en contra están Unidad Nacional de la Esperanza o Convergencia. EFE