Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

El Parlamento croata da el visto bueno al nuevo Gobierno de centro derecha

El Parlamento de Croacia aprobó hoy con 91 votos a favor, 45 en contra y 3 abstenciones la constitución del nuevo Gobierno de centro derecha salido de las elecciones del pasado 11 de septiembre.

Zagreb, 19 oct (EFE). - El Parlamento de Croacia aprobó hoy con 91 votos a favor, 45 en contra y 3 abstenciones la constitución del nuevo Gobierno de centro derecha salido de las elecciones del pasado 11 de septiembre.

La conservadora Unión Democrática Croata (HDZ) del nuevo primer ministro, Andrej Plenkovic, ha formado una coalición con el partido centrista Most (Puente), que tuvo hoy también el respaldo de los diputados de las minorías nacionales y de otros partidos menores.

Al presentar hoy su gabinete, Plenkovic advirtió que la "crisis económica ha afectado a todos los segmentos de la sociedad y la economía croatas".

Recordó que Croacia figura en la lista de la Comisión Europea de países con desequilibrios macroeconómicos excesivos, que ha sido sometida al procedimiento del déficit excesivo y que "la estabilidad política en el último año ha sido puesta en entredicho".

El nuevo Gobierno ha prometido dar prioridad al crecimiento económico, la creación de empleo, a aumentar la población del país, fomentando la natalidad y disminuyendo la emigración, y a mejorar la justicia social.

El nuevo Ejecutivo tiene cuatro vicepresidentes. Most tiene uno de ellos y cuatro de los veinte ministerios.

El Gobierno anterior, también formado por la HDZ y Most, se rompió el pasado junio tras sólo seis meses en el poder debido a disensiones internas.

Se espera que esta nueva coalición sea más estable ya que Plenkovic, líder de la HDZ desde junio, tiene posturas más moderadas que su predecesor al frente del partido.

Aunque casi la mitad de los ministros ya lo eran en el anterior Ejecutivo, se considera que Plenkovic ha eliminado a los "halcones" de la HDZ del poder ejecutivo y los ha sustituido por políticos más moderados. EFE