Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

El presidente del Congreso de Indonesia, declarado sospechoso de corrupción

La Comisión de Erradicación de la Corrupción de Indonesia ha declarado sospechoso al presidente de la Casa de Representantes (Cámara Baja), Setya Novanto, en un caso de malversación de fondos del proyecto para crear documentos nacionales de identidad electrónicos, informa hoy la prensa local.

Yakarta, 18 jul (EFE).- La Comisión de Erradicación de la Corrupción de Indonesia ha declarado sospechoso al presidente de la Casa de Representantes (Cámara Baja), Setya Novanto, en un caso de malversación de fondos del proyecto para crear documentos nacionales de identidad electrónicos, informa hoy la prensa local.

Novanto, presidente del Golkar, el segundo partido político del país por el número de diputados, afronta una pena de hasta 20 años de cárcel en caso de ser hallado culpable.

El jefe de la comisión anticorrupción, Agus Rahardjo, señaló anoche a la prensa en Yakarta que Novanto desempeñó un "importante papel" en la corrupción detectada en el proyecto, según la agencia de noticias local Antara.

El plan supuso unas pérdidas para el erario público de 2,3 billones de rupias (173 millones de dólares).

Novanto ha defendido su inocencia, pese a que funcionarios que son juzgados por este escándalo revelaron en marzo los nombres de 37 personas implicadas en la operación, entre ellos el suyo.

No es la primera vez que Novanto se encuentra en esta situación, pues en 2015 fue acusado de intentar chantajear a la minera Freeport Indonesia y tuvo que dimitir del cargo de presidente de la Casa de Representantes en diciembre de ese año.

El presidente de Freeport Indonesia, Maroef Sjamsoeddin, presentó una grabación en la que Novanto le pedía 4.000 millones de dólares para prorrogar su contrato para operar la mina Grasberg, situada en la provincia de Papúa.

Novanto fue elegido presidente del Golkar en 2016 y recuperó la posición de presidente de la Cámara Baja en noviembre pasado, después de apoyar al partido al presidente indonesio, Joko Widodo. EFE