Escuche ahora

La W

Con Vicky Dávila


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

El primer ministro de Singapur pide disculpas por la disputa familiar

El primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, pidió disculpas por la disputa pública que en los últimos días ha mantenido con sus dos hermanos, que le acusaron de abuso de poder, en relación a la residencia de su difunto padre.

Bangkok, 20 jun (EFE).- El primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong, pidió disculpas por la disputa pública que en los últimos días ha mantenido con sus dos hermanos, que le acusaron de abuso de poder, en relación a la residencia de su difunto padre.

Lee Wei Ling y Lee Hsien Yang acusaron a su hermano mayor de utilizar su posición para impedir que se derruya la casa de Lee Kuan Yew, el fundador del Singapur moderno fallecido en 2015 -tal como este había pedido- y aprovechar el legado para reforzar su popularidad.

La denuncia fue realizada la semana pasada en una carta pública y fue seguida por un intercambio de acusaciones y recriminaciones entre los tres a través de sus cuentas en las redes sociales.

"Lamento profundamente que esta disputa haya afectado la reputación de Singapur y la confianza de los singapureses en el gobierno", dijo Hsien Loong en un comunicado emitido anoche por su oficina.

"Como primer ministro pido disculpas por ello", añadió el primer ministro que aseguró que la disputa no le distraerá a él y a su gabinete del gobierno de la ciudad-estado.

El mandatario aprovechó el mensaje para asegurar que la casa le fue dejada en herencia por su padre y que ante la disconformidad de sus parientes propuso darla a su hermana, Wei Ling, que rechazó la oferta, y luego la vendió Hsien Yang.

Hsien Loong reiteró que no interviene en ninguna decisión gubernamental sobre el destino de la casa y anunció que presentará una declaración ministerial para desmentir las acusaciones el próximo 3 de julio, cuando el parlamento reanude sus sesiones.

Hsien Loong renovó el cargo por segunda vez en las elecciones generales de 2015, que convocó de forma anticipada seis meses después de la muerte de Kuan Yew.

El Partido de Acción Popular, fundado por Kuan Yew y que ha gobernado el país de forma ininterrumpida desde la independencia, logró su mejor resultado en años tras una campaña en la que Hsien Loong vinculó su gestión al legado de su padre.

Las críticas al gobierno no son habituales en Singapur, uno de los países con la renta per cápita más elevada del mundo pero donde los medios de comunicación están sometidos a una fuerte censura.EFE