Escuche ahora

Amanecer W

con Laura Sánchez y Jefferson Mejía


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

El viernes se aprobaría en España la exhumación del dictador Franco

El gobierno español solicitó a la familia informar el lugar a dónde será llevado, luego de negar la propuesta de llevarlo a una cripta familiar en la catedral de Madrid.

El general Franco. Foto: Biblioteca Virtual de Defensa, autor desconocido / CC

El Gobierno español aprobará el próximo viernes la orden para exhumar los restos del dictador Francisco Franco del Valle del los Caídos, el complejo monumental donde está enterrado desde su muerte en 1975.

El Ejecutivo presidido por el socialista Pedro Sánchez dará a partir de entonces un último plazo de 15 días a la familia del dictador para que fije un lugar para su traslado definitivo, aseguraron hoy a Efe fuentes gubernamentales.

El Gobierno que preside el socialista, Pedro Sánchez, inició en agosto de 2018 los trámites para la exhumación del cadáver del general Franco (1892-1975) -en el poder en España desde el término de la guerra civil 1939 hasta su muerte- con la pretensión de que pudiera ser llevada a cabo antes de acabar ese año.

Para ello aprobó un decreto que modifica la Ley de Memoria Histórica de 2007, una fórmula con la que pretendía blindar la exhumación desde el punto de vista legal, y evitar que eventuales recursos puedan hacerla descarrilar. 

Sin embargo, el procedimiento legal necesario se ha dilatado más de lo previsto, un retraso que las fuentes atribuyen al "comportamiento obstruccionista" de los familiares del dictador, y de la Fundación que lleva su nombre, así como de los monjes benedictinos que custodian la sepultura.

Una de los escollos que tendrá que salvar el Gobierno español será la pretensión de los nietos de Franco de trasladar el cadáver de su abuelo a la cripta que tienen en la catedral de La Almudena, en el centro de Madrid, ya que "supondría evidentes riesgos para el orden público y la seguridad ciudadana".

Por ello da un plazo de 15 días para que indiquen un nuevo lugar y, en caso contrario, será el Ejecutivo de Sánchez el que determinará donde será enterrado de nuevo el dictador, según las fuentes. 

La exhumación de Francisco Franco es una de las prioridades del Gobierno de Sánchez y ha sido siempre motivo de polémica en España.

El dictador ordenó construir el Valle de los Caídos, situado a 50 kilómetros de Madrid, donde también están depositados los restos de miles de combatientes de ambos bandos de la Guerra Civil