Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

En Argentina la llegada de venezolanos no tiene precedentes

Según datos de la Dirección Nacional de Migraciones, más de 27.000 venezolanos se radicaron en Argentina en 2017, y se estima que podrían llegar a alrededor de 35.000 en 2018.

En Argentina la llegada de venezolanos no tiene precedentes. Foto: Agencia Anadolu

La comunidad venezolana se volvió más grande que nunca en Argentina. Datos de la Dirección Nacional de Migraciones (DNM) muestran que en 2015 obtuvieron la residencia 5.798 venezolanos, y en 2016 la cifra ascendió a 12.859.

Actualmente se radican en Argentina unos 2.570 venezolanos al mes. Las cifras oficiales señalan que la comunidad venezolana es la que más creció en los últimos dos años y todo indica que en 2018 esta tendencia será superior a la del año pasado.

La mayoría de venezolanos que llegan son jóvenes profesionales, tienen entre 20 y 40 años, y cuentan con estudios técnicos o universitarios. Emigrar a la Argentina no es una opción al alcance de cualquier venezolano, tanto por la distancia como porque es cada vez más costoso y difícil. De hecho, las aerolíneas cancelaron los vuelos directos entre Buenos Aires y Caracas, y ahora es obligatoria al menos una escala en Panamá o Colombia.

En general son personas de clase media que llegan al país con ahorros para empezar una nueva vida. Inicialmente trabajan de manera informal, en puestos que no tienen relación con su profesión. Una vez obtenida la documentación y la revalidación de sus títulos, consiguen insertarse en el mercado laboral en el área en la que se especializaron.

Argentina concentra la mayor migración venezolana entre los países que no tienen frontera o están muy próximos a Venezuela. Incluso la migración es mayor que en Perú, dadas las facilidades para reconocer títulos universitarios y tramitar la permanencia transitoria.

Por ser ciudadanos del Mercosur, los venezolanos tienen varias ventajas. Algunos cumplen los requisitos para aspirar a una residencia permanente tan pronto llegan, como es el caso de los que tienen lazos con algún ciudadano argentino. A otros se les otorga una residencia temporal y luego de dos años pueden aplicar a la permanente.

Los inmigrantes venezolanos deben certificar que no tienen antecedentes penales en su país. Esa documentación debe estar apostillada, ya que al llegar a Argentina la información se cruza con datos de Interpol.

El problema es que el gobierno venezolano no otorga ese documento con facilidad a quienes deciden emigrar y, por tanto, muchos se quedan sin documentación. Incluso no pueden obtener pasaportes en la representación consular de Venezuela en el país.

En enero pasado el exalcalde de Caracas, Antonio Ledezma, visitó Argentina y se reunió con el presidente Mauricio Macri, a quien pidió un “reglamento que regularice la residencia temporal de exiliados (venezolanos) en Argentina” y que adopte “sanciones personalizadas” contra el régimen de Nicolás Maduro.

Ledezma también se reunió con la ministra de Seguridad argentina, Patricia Bullrich, para solicitarle que habilite pasaportes especiales para los venezolanos que no puedan obtener el documento en su país.

Con respecto a la sociedad civil, la Asociación de Venezolanos en Argentina (Asoven) es una de las ONG más importantes que ayuda a los venezolanos. Si bien Asoven nació hace 18 años con el objetivo de difundir la cultura venezolana en Argentina, hoy se encarga de proveer alimentos, medicamentos, ropa, y brinda orientación sobre el sistema migratorio.