Escuche ahora

Deportes W

Con Andrés Torres


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Encuesta de perfil migratorio y remesas en Guatemala analiza ausencia de TPS

La encuesta que realiza la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para obtener el perfil de los emigrantes guatemaltecos y el uso de las remesas que envían, analizará además cómo influye en esta tesitura la carencia para ellos de un Estatus de Protección Temporal en EE.UU.

Guatemala, 17 ago (EFE).- La encuesta que realiza la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) para obtener el perfil de los emigrantes guatemaltecos y el uso de las remesas que envían, analizará además cómo influye en esta tesitura la carencia para ellos de un Estatus de Protección Temporal en EE.UU.

Así lo anunció hoy el director de la entidad para El Salvador, Guatemala y Honduras, Jorge Peraza, quien dijo que este análisis, que esperan replicar en El Salvador y Honduras, determinará cómo el acceso al Estatus de Protección Temporal (TPS), que sí tienen estos dos países, "facilita los trámites para el envío de las remesas".

El Gobierno estadounidense concedió el TPS, una medida otorgada a los nacionales de países afectados por conflictos bélicos o desastres naturales, a Honduras y Nicaragua después del paso del huracán Mitch en 1999, que dejó miles de muertos en ambos países.

Desde entonces, EE.UU. renovó ese estatus en trece ocasiones, la última en mayo de este año.

Más de 200.000 salvadoreños también gozan de un TPS que les concedió Estados Unidos durante la Presidencia de George W. Bush tras el devastador terremoto que sufrió su país en 2001.

Las autoridades guatemaltecas solicitaron en reiteradas ocasiones y sin éxito que se les otorgue el mismo beneficio migratorio a sus ciudadanos.

Esta no es la única condición que influye en el comportamiento de las remesas, explicó Peraza, por lo que el sondeo, que consultará a 3.000 personas, tendrá un enfoque de género y multicultarilidad, que busca dejar a un lado el aspecto macroeconómico y ver cómo las familias reciben este dinero y en qué lo usan.

La última encuesta realizada por la OIM en Guatemala, con fecha del año 2010, mostraba que las mayores inversiones se realizaban en salud, educación y vivienda, pero es importante recabar información actualizada pues se viven "dinámicas constantes de cambio".

Según los últimos datos del Bando de Guatemala (central), en julio pasado los inmigrantes enviaron 536,12 millones de dólares, una cantidad inferior a los 614,66 del mismo mes del 2015, pero que hace un total en los primeros siete meses del año de 4.048 millones de dólares en remesas familiares del exterior.

Guatemala recibió el año pasado una cifra récord de 6.284 millones de dólares y superó los 5.544 millones de dólares enviados en el 2014, y según las previsiones del Banco de Guatemala en 2016 se superarán los 7.000 millones de dólares, lo que representa un alza del 12 %.

A pesar de hay un "ligero descenso" en la migración, dijo Peraza, hay que entender que "la dinámica sigue y que sigue de manera importante", por lo que estos datos, que se espera estén listos a finales de año, ayudarán a otros análisis.

De acuerdo a las estadísticas de la Dirección General de Migración (DGM), las autoridades migratorias de EE.UU. y México deportaron a 47.528 guatemaltecos que estaban indocumentados en esos país en los primeros siete meses de 2016, un 25,27 % menos que en el mismo periodo del 2015, cuando devolvieron a 63.606 guatemaltecos.

Cuestionado por cómo interviene en la decisión de migrar de las personas la campaña electoral en Estados Unidos, Peraza indicó que los comicios siempre contribuyen, aunque este año, al ser "más mediáticos", influyen más y las opiniones son dispares, desde que hay que emigrar ya a que hay que esperar.

Centroamérica, en especial el Triángulo Norte, es una de las zonas del mundo más violentas pese a que no se desarrolla una guerra convencional y esto afecta gravemente la vida de una región marcada por la pobreza que decidió emigrar de forma masiva a Estados Unidos y México, los principales destinos.

Para hacer frente a esta violencia y a la falta de oportunidades que provoca la migración, en febrero pasado, el presidente de EE.UU., Barack Obama, solicitó al Congreso una partida de 750 millones de dólares de ayuda a Centroamérica dentro del presupuesto de 50.100 millones para el año fiscal 2017.

Esos 750 millones se sumarían a los otros 750 millones aprobados por el Congreso en diciembre pasado para afianzar el fortalecimiento institucional de los países de origen del mayor grueso de indocumentados: Guatemala, El Salvador y Honduras, bajo el conocido Plan de la Alianza para la Prosperidad. EFE

pp/ev/mae