Escuche ahora

Boogie Nights

Programación W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Experto prevé ‘avalancha’ de emigración venezolana en próximo semestre

De acuerdo con el sociólogo Tomás Páez, el aumento del éxodo ha sido exponencial, y la inseguridad ciudadana y el deterioro económico llevarán a muchos más a abandonar sus tierras.

Experto prevé ‘avalancha’ de emigración venezolana en próximo semestre. Foto: Getty Images

Hay casi 3 millones de venezolanos dispersos por el mundo. Han llegado, incluso, hasta Turquía, donde los ingenieros de profesión han participado en la instalación de plantas químicas. Y es tan solo uno de los países a los que han emigrado.

El sociólogo venezolano Tomás Páez Bravo los ha estudiado bien, en más de 400 ciudades de 90 países del mundo. No ha sido fácil, por la falta de información oficial sobre el tema de la migración en Venezuela. 

Sin embargo, junto a su equipo, ha logrado levantar datos mediante fuentes oficiales de los países de acogida, académicos locales, organizaciones de venezolanos en el mundo y otros métodos como cuestionarios, entrevistas de profundidad y grupos focales con los desplazados.

Y lo han hecho bien. Sus cifras de 550.000 venezolanos en territorio colombiano coinciden con los datos del más reciente informe de Migración Colombia.

“El factor fundamental -para la migración- es el modelo político”, le aseguró Páez Bravo a la Agencia Anadolu. Se refiere, puntualmente, a la inseguridad ciudadana y al deterioro económico como propulsores del éxodo masivo. Y advierte: “Si no cambian las cosas, para el próximo semestre vamos a estar presenciando una avalancha. El nivel de hambre es muy grande”.

Según los datos del académico, 97% de las 2 millones 800 mil personas que conforman la diáspora venezolana han salido del país en los últimos 19 años, es decir, desde que se instauró el chavismo en el país sudamericano.

El aumento del éxodo ha sido exponencial desde entonces. Nada más en el último año y medio, más de 1 millón 200 mil venezolanos han emigrado, asegura el experto.

En ese tiempo, las circunstancias han cambiado. Antes, de acuerdo con Páez Bravo, el principal país de destino de los expatriados era Estados Unidos, seguido por España y, en tercer lugar, Colombia. “La gente sigue yéndose a EEUU y a España, solo que ahora se están yendo más hasta Colombia porque es más fácil”, le dijo a la Agencia Anadolu.

Y no solo a Colombia. Han aprovechado también la frontera con Brasil para emigrar al resto de América del Sur. El idioma, la facilidad de integración, el acceso a fuentes de trabajo y transporte, y la posibilidad de conseguir papeles figuran entre los factores que enumera Páez Bravo para explicar este fenómeno.

Y precisa: “Hay gente que dice que quienes están saliendo son los pobres. Lo que pasa es que ahorita pobre en Venezuela es 82% de la población. Un profesor universitario no puede comprar un pasaje de avión (…) No hay vuelos, cada vez se ha reducido más el número de líneas aéreas que viajan a Venezuela y se ha reducido la frecuencia de las que viajan. Los vuelos son a precios en dólares, inalcanzables”.

La migración, por tanto, ha comenzado a ser por tierra, en vehículos automotores o incluso a pie. “Está saliendo gente joven, parejas, profesionales también, técnicos profesionales, emprendedores”, asegura Páez Bravo.

Lejos de verlo como una “fuga de cerebros”, como la han catalogado expertos en la materia, políticos y analistas, el académico prefiere ver la diáspora como una “ganancia” para el país, pues considera que les permite a los venezolanos formarse y ejercer en condiciones que no existen en Venezuela.

“Hay un montón de gente haciendo proyectos, búsqueda de recursos. La diáspora ya está trabajando en varios terrenos. Varias familias están sobreviviendo en Venezuela gracias a los recursos que envía la diáspora, sobre todo medicinas, alimentos. La contribución de la diáspora ya es grande”, acota.

Y aunque en sus estudios el 80% de los venezolanos expatriados asegura que no retornarían al país, la totalidad de los entrevistados manifiesta estar dispuesta a participar en la reconstrucción del mismo.

Algunas empresas locales de estudios de mercado y de opinión pública hablan de una diáspora de más de cuatro millones de venezolanos. La cifra de Páez Bravo se ubica entre esta y la de otros investigadores, que hablan de unos 2 millones.

Desde la organización Venezolanos en el Mundo (Venmundo), una de sus directoras, Luisana La Cruz, le dijo a la Agencia Anadolu que en cualquier caso el número podría ser mayor, porque hay venezolanos de los que no hay registro en los países de acogida.

De acuerdo con datos de un estudio reciente de la firma Consultores 21, en el 29% de las familias nucleares venezolanas al menos 1 miembro ha emigrado.

La empresa Datincorp, por su parte, ha revelado que 70% de los jóvenes con edades comprendidas entre los 15 y los 30 años quiere irse del país. Sin embargo, según Consultores 21, la mitad de los venezolanos que quieren irse del país tiene entre 25 y 44 años.

El destino predilecto de estos es América del Sur; en segundo lugar, cualquier país que no sea Venezuela, y en tercer lugar América del Norte.