Escuche ahora

Perfiles W

Con Equipo W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Familia del copiloto de Germawings cuestiona versión oficial de la tragedia

La familia de Andreas Lubitz, copiloto del avión de Germanwings que en 2015 se estrelló contra los Alpes franceses con 150 personas a bordo cuestiona la versión oficial de los hechos, según la cual sufría una depresión y provocó deliberadamente la catástrofe.

Berlín, 20 mar (EFE).- La familia de Andreas Lubitz, copiloto del avión de Germanwings que en 2015 se estrelló contra los Alpes franceses con 150 personas a bordo cuestiona la versión oficial de los hechos, según la cual sufría una depresión y provocó deliberadamente la catástrofe.

El padre del joven, Günter Lubitz, se propone presentar el próximo viernes un informe elaborado por un periodista especializado en tráfico aéreo, Tim van Beveren, que plantea sus propias conclusiones, según se informó hoy en varios medios alemanes.

El objetivo de esa presentación es responder a la "suposición de que el copiloto sufría una larga depresión y que premeditadamente estrelló el avión contra la montaña para suicidarse", según se avanza en la convocatoria para una conferencia de prensa, con asistencia del experto y el padre.

"Estamos convencidos de que eso no es correcto", prosigue el texto, donde se advierte de que hay aún muchos puntos por aclarar en ese catástrofe, en la que perdieron la vida todos los ocupantes del aparato.

La presentación tendrá lugar coincidiendo con el segundo aniversario de la tragedia, ocurrida el 24 de marzo de 2015.

El avión de Germanwings, filial de bajo coste de Lufthansa, se estrelló en los Alpes franceses el 24 de marzo de 2015 cuando realizaba el trayecto entre Barcelona (España) y Düsseldorf (Alemania).

Las investigaciones sobre las circunstancias de la catástrofe fueron asumidas por la Justicia francesa, mientras que la Fiscalía de Düsseldorf abrió diligencias para tratar de establecer otras posibles responsabilidades en la tragedia.

De acuerdo con las conclusiones de ambas Fiscalía, Lubitz estrelló el aparato de Germanwings aprovechando la ausencia momentánea del piloto, al que bloqueó la puerta de acceso a la cabina tras quedarse solo en su interior.

Según se reveló tras la tragedia, Lubitz había pasado en los años anteriores por unas 40 consultas médicas por diversos trastornos psíquicos y depresiones, tenía tendencias suicidas y estaba el día de la catástrofe de baja médica, pero lo había ocultado a sus superiores. EFE