Escuche ahora

La W

con Fernando Bayo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Fiscalía colombiana captura a fiscal implicado en el caso Odebrecht

La Fiscalía General de Colombia capturó hoy a un fiscal delegado señalado de favorecer al exsenador Otto Bula, quien está preso luego de que aceptara haber recibido 4,6 millones de dólares por intermediar en la consecución de contratos para la firma brasileña Odebrecht en el país.

Bogotá, 20 abr (EFE).- La Fiscalía General de Colombia capturó hoy a un fiscal delegado señalado de favorecer al exsenador Otto Bula, quien está preso luego de que aceptara haber recibido 4,6 millones de dólares por intermediar en la consecución de contratos para la firma brasileña Odebrecht en el país.

"Hoy fue capturado el fiscal delegado ante el Tribunal de Cundinamarca, Rodrigo Aldana Larrazábal, a raíz de una orden emitida por el Tribunal Superior de Bogotá, a instancias de la Fiscalía General de la Nación", indicó el ente en un comunicado.

Aldana Larrazábal deberá responder por los delitos de prevaricación por omisión, cohecho propio y concertación para cometer delitos contra la administración pública.

Esta actuación, precisó la Fiscalía, "también compromete la responsabilidad de Otto Bula, quien será objeto de nuevas imputaciones".

Según la investigación, el fiscal Aldana es responsable de "procesos en los cuales Bula tenía interés y mantenía con él comunicaciones personales".

La Fiscalía indicó que "Otto Bula habría transferido bienes al círculo cercano al fiscal Aldana".

Por el escándalo de las coimas pagadas por Odebrecht en Colombia además de Bula está tras las rejas el exviceministro de Transporte Gabriel García Morales, quien aceptó haber recibido 6,5 millones de dólares en sobornos.

Además, está preso el contratista Andrés Cardona, por su presunta participación en la celebración irregular y ejecución de un contrato entre la firma brasileña y la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá (EAAB) para obras en el río Bogotá.

La Fiscalía colombiana citó a interrogatorio, a finales de marzo pasado, a los gerentes de las campañas presidenciales de Juan Manuel Santos en 2010 y 2014, y de su contrincante en 2014 Óscar Iván Zuluaga.

Los llamados fueron Santiago Rojas, gerente de campaña de Santos en 2010 y actual jefe de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN); Roberto Prieto, gerente en la de 2014, y David Zuluaga, que dirigió la de su padre, candidato del partido de derechas fundado por el expresidente Álvaro Uribe, Centro Democrático.

Los testimonios de los tres ejecutivos darán luces a la Fiscalía sobre la forma en que Odebrecht supuestamente logró penetrar las dos últimas campañas presidenciales en Colombia, que puede constituir un ilícito ya que como empresa extranjera no puede financiar a políticos en el país.

Prieto fue vinculado al escándalo de los sobornos por el exsenador Otto Bula, detenido en febrero pasado, quien en una declaración ante la Fiscalía dijo que de los 4,6 millones de dólares que recibió como coimas de la constructora, un millón de dólares tenía como destino al gerente de la campaña de Santos en 2014.

En una entrevista que dio el mes pasado a Blu Radio, Prieto negó las acusaciones de Bula y reveló que en la campaña de Santos de 2010, en la cual también participó, Odebrecht pagó en Panamá 400.000 dólares por la impresión de dos millones de afiches del entonces candidato. EFE