Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Hija vocera chilena "Bus Libertad" anuncia cambio sexo para crear conciencia

El caso de Carla González, una joven de 19 años que anunció públicamente su cambio de sexo legal para concienciar a la población, genera revuelo por tratarse de la hija de la portavoz del "Bus de la Libertad", que recorrió Chile hace unos meses contra los derechos de las personas transexuales.

Santiago de Chile, 29 nov (EFE).- El caso de Carla González, una joven de 19 años que anunció públicamente su cambio de sexo legal para concienciar a la población, genera revuelo por tratarse de la hija de la portavoz del "Bus de la Libertad", que recorrió Chile hace unos meses contra los derechos de las personas transexuales.

En una conferencia de prensa, González aseguró este martes que quiso revelar su historia para que otros en su misma situación "busquen apoyo" y "sientan confianza en que no están solos, porque el proceso es súper complicado y difícil de llevar".

Frente a decenas de cámaras y periodistas, González subrayó que "se puede salir adelante sin importar las circunstancias", después de confirmar que se asesoró con el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh) para tramitar su cambio de sexo.

"Desde pequeña que me sentía así y sabía que era así", sostuvo respecto de su identidad la joven, hija de Marcela Aranda, la líder del "bus de la libertad" que en julio pasado recorrió las calles del país en rechazo a los derechos de las personas transexuales y a una ley de género que se tramita en el Parlamento.

González, no obstante, aclaró que el despliegue de la campaña transfóbica internacional en Chile no tuvo que ver con la exposición de su caso, ni menos con su cambio de género.

En esta línea y ante la insistencia de la prensa, la joven recordó que "el proceso de contarle (que se sentía mujer a su madre) fue delicado. Tengo afecto por ella pero más allá es una persona con la que no me relaciono hace mucho tiempo. No la conozco bien ahora", dijo.

Los medios de comunicación adelantaron lo que sería la aparición de González ante los periodistas y la propia Marcela Aranda criticó "el uso mediático" del Movilh en este caso, como forma de "destruir de manera íntima a una persona que no piensa como ellos".

En una carta pública, Aranda, añadió que no haría comentarios sobre su "hijo", "a quien amo con el mismo amor que Dios nos ama, con un amor que nunca deja de ser", recalcó.

La rueda de prensa fue, según el Movilh, "la primera y última vez que la joven se refiera públicamente al tema, pues por razones personales y humanas así lo ha decidido".

El Movilh aseguró que ella ha recibido atención legal y sicológica durante tres meses y que la decisión de exponer el caso se basó en que "en todas las familias puede haber una persona con una identidad de género u orientación sexual distinta".

El revuelo que provocó en el país el caso de Carla González llamó la atención de la propia presidenta Michelle Bachelet, quien a través de su Twitter señaló que "las personas trans tienen vidas de extraordinaria complejidad, marcadas casi siempre por la incomprensión y la discriminación".

Por esta razón, la mandataria hizo un llamamiento a la sociedad a "respetar y defender su derecho a vivir en plenitud".

El llamado "bus de la libertad" arribó en julio pasado a Chile, de la mano de la ONG española CitizenGo, que ha llevado a cabo acciones similares en Estados Unidos, México y Colombia.

Su paso por diversas ciudades del país, en las que demandó una educación para niños "libre de ideología de género", suscitó contramanifestaciones de organizaciones que defienden los derechos de la comunidad LGTBI, e incluso la puesta en marcha del "bus de la diversidad", por parte de estas mismas.

La legislación a favor de la diversidad sexual y la promoción de sus derechos se ha convertido en uno de los bastiones del Gobierno de Bachelet, que llegará a su fin el 11 de marzo próximo. EFE