Escuche ahora

Primera Hora

Con Jefferson Mejía


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Intensas lluvias obligan a rescatar a decenas de personas en Las Carolinas

Las autoridades estadounidenses rescataron en las últimas horas a decenas de personas que se habían quedado atrapadas por el agua que deja la depresión tropical Florence.

Intensas lluvias obligan a rescatar a decenas de personas en Las Carolinas. Foto: Getty Images

La Guardia Costera y militares de la Guardia Nacional participan en estas operaciones de rescate que se suceden especialmente en Carolina del Norte, donde las lluvias que arroja Florence amenazan con mayor intensidad el cauce de los ríos.

Numerosas carreteras que rodean al río Lumber están cortadas, entre ellas la autopista I-95, que recorre la costa este del país desde Miami hasta Canadá.

En una de estas carreteras, miembros del Departamento de Bomberos de la ciudad de Latta, en Carolina del Sur, tuvieron que rescatar con una lancha a un joven que se había quedado atrapado en su vehículo en medio de una gran balsa de agua.

"Es la primera persona que rescatamos hoy, pero te aseguro que serán muchas más. Casi todas las carreteras de la zona están cortadas", dijo a Efe Robbie McDaniels, presidente del Escuadrón de Rescate de Latta.

Como este son varias las operaciones en Las Carolinas, donde helicópteros de la Guardia Costera rescataron este sábado a 57 personas solo en Carolina del Norte, donde tienen desplegados 3.000 efectivos.

Otra de las principales tareas de los 35 equipos de rescate acuático de la Guardia Costera es limpiar las vías para que los vehículos de emergencia y ellos mismos puedan acceder a la gente que llama a las líneas de emergencia.

Florence ha dejado hasta hoy un saldo de 13 víctimas mortales en Las Carolinas, mientras siguen cayendo intensas lluvias en toda la región.

Estas precipitaciones, que este sábado el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, calificó de "épicas", y que han batido récords históricos de acumulación de agua al caer estos días más de 30 pulgadas (76 centímetros) en la ciudad de Swansboro, es la principal preocupación de las autoridades.

Los ríos se han desbordado en varias partes del estado y llegado sus aguas a varias ciudades como Burgaw, mientras que en Fayetteville y Wade se ordenó este sábado la evacuación "inmediata" de los residentes cuyas casas estén a menos de una milla (1,6 km) de los cauces de los ríos Cape Fear y Little.

Florence se encuentra a unas 40 millas (65 kilómetros) al oeste de Columbia, capital de Carolina del Sur, y se dirige hacia el noroeste con vientos máximos sostenidos de 35 millas por hora (55 km/h).

A pesar de este progresivo debilitamiento debido a su alejamiento de la costa, los expertos del CNH alertan de que Florence seguirá dejando "riadas y grandes desbordamientos de ríos" en una "significante porción" de Las Carolinas.