Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Jóvenes indígenas piden normas para respetar igualdad de género en herencias

Los pueblos indígenas deberían contar con protocolos comunitarios para garantizar que se respeta la igualdad de género en el reparto de las herencias, afirmó hoy en Roma una representante de la Red de jóvenes indígenas de Latinoamérica.

Roma, 5 jul (EFE).- Los pueblos indígenas deberían contar con protocolos comunitarios para garantizar que se respeta la igualdad de género en el reparto de las herencias, afirmó hoy en Roma una representante de la Red de jóvenes indígenas de Latinoamérica.

La mexicana Jessica Vega intervino en un acto en la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Roma para reivindicar los derechos de las mujeres indígenas en asuntos como la posesión de los recursos.

"A mi madre le despojaron de una herencia por ser mujer, aun siendo la única hija, no es justo", dijo con la voz quebrada Vega, coordinadora de un colectivo en esa red.

La joven pidió la creación de protocolos comunitarios basados en la igualdad de género, algo que reconoció que es "difícil" dentro de los propios pueblos indígenas.

Reivindicó la "equidad de forma colectiva para evitar el desplazamiento forzado y la apropiación de tierras", como consecuencia de los conflictos agrarios y las acciones de empresas extractivas.

Vega consideró que a las jóvenes indígenas se las discrimina "por género, identidad y edad", por lo que llamó a resolver ese problema y "disminuir las brechas que existen en temas como la tenencia de la herencia".

Destacó la necesidad de fortalecer el papel de las mujeres dentro de las propias comunidades a nivel local y contar con su consentimiento previo, libre e informado cuando haya proyectos de desarrollo que las afecten en su territorio.

Según la base de datos de género y derecho a la tierra de la FAO, elaborada a partir de la información de 84 países, las mujeres poseen apenas un 12,8 % de las tierras dedicadas a la agricultura a nivel mundial.

Los porcentajes varían entre zonas, desde el 0,8 % que tienen de cuota en Arabia Saudí hasta el 51 % en Cabo Verde, de acuerdo a un estudio comparativo.

Las zonas que muestran las mayores brechas en ese sentido son Oriente Medio y el norte de África, donde menos del 5 % de las tierras está gestionado por mujeres, si bien son el 40 % de las personas que trabajan en la agricultura.

Las menores diferencias entre sexos se hallan en Europa, aunque el estudio señala que las desigualdades en la tenencia de la tierra están presentes tanto en países pobres como en ricos. EFE