Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Juan Luis Cebrián propone que Manuel Polanco le releve al frente de PRISA

El actual presidente ejecutivo del Grupo anuncia que el 31 de diciembre dejará la dirección de la compañía

Juan Luis Cebrián . Foto:

El presidente ejecutivo de PRISA, grupo editor de EL PAÍSJuan Luis Cebrián, ha anunciado este miércoles en la Junta General Extraordinaria de Accionistas que dejará el cargo al frente de la compañía el próximo 31 de diciembre. Cebrián ha propuesto como candidato para sucederle al frente del grupo a Manuel Polanco, actual vicepresidente del grupo, hijo del fundador Jesús Polanco y quien ha desarrollado una larga carrera dentro de las compañía, con puestos de responsabilidad tanto en España y Portugal como en América.

MÁS INFORMACIÓN

En la junta de accionistas se ha aprobado llevar adelante una ampliación de capital de 450 millones de euros mediante la aportación dineraria con derechos de suscripción preferente para fortalecer la posición financiera del grupo, y dotar a este de una estructura de capital sostenible en el largo plazo.

La junta de accionistas aprobó la propuesta de cesar a los consejeros independientes Gregorio Marañón, José Luis Leal, Alain Minc, Elena Pisonero y Alfonso Ruiz de Assin. Esta propuesta no figuraba en el orden del día y fue introducida para su votación por un accionista.

Cebrián, en su discurso a los accionistas, aseguró que para garantizar un relevo ordenado al frente de la compañía que asegure la autonomía y la independencia de los medios del grupo, en particular la del diario EL PAÍS, se creará una fundación que vele por esos principios fundacionales y la labor social basada en la libertad de expresión, sin injerencias del poder económico ni de ningún otro tipo.

Aunque deje la presidencia ejecutiva, Cebrián mantendrá su presencia en el Grupo como presidente de EL PAÍS, del consejo editorial de PRISA y de la nueva fundación. “Y me voy, me voy, me voy, pero me quedo, pero me voy, parafraseando al poeta: pues como he dicho mi relevo al frente de PRISA y mis planes al respecto supone mi permanencia en la presidencia de EL PAÍS y en la de la nueva Fundación que he anunciado y el Consejo editorial del Grupo incardinado en la misma”, ha señalado Cebrián en la junta extraordinaria de accionistas que se celebra este miércoles en Madrid.

El presidente de PRISA ha explicado que su deseo es defender el interés social de la compañía. Ha recordado que el grupo, desde su nacimiento, ha tenido un compromiso ineludible con la democracia, la libertad de expresión y la educación. “Sin independencia no hay credibilidad”, ha asegurado. “El comportamiento de la gran mayoría de los accionistas para defender la independencia”, ha señalado, “ha sido ejemplar”. Pero considera que es necesario asegurar la independencia, la autonomía de los que trabajan en los medios del Grupo PRISA y proteger a los lectores.

“Mi objetivo es servir a los objetivos que aprueben la mayoría de los accionistas”, ha explicado, y ha recordado la importancia del “dividendo social” que ofrece la empresa. De ahí, la idea de crear una fundación de la que ha ofrecido algunos detalles. "Para la protección de esos valores que le identifican [al grupo] es para lo que hemos propuesto al consejo la creación de una fundación, que al estilo de lo que sucede en otros grandes medios de referencia mundial, garantice a futuro la continuidad y la coherencia de nuestras actividades con el espíritu fundacional que hasta ahora las han animado", ha avanzado.

Sucesión en el grupo

"Esta es desde luego una fecha especial para mí, después de más de cinco años como Presidente de Prisa, casi treinta como Consejero Delegado y más de cuatro décadas desde que contribuí junto a José Ortega y Jesús Polanco a la fundación de la empresa en tanto que primer director de nuestro diario insignia. En todas esas circunstancias siempre he trabajado por salvaguardar, por encima de cualquier deseo o interés personal, los principios fundacionales y de servicio a la Comunidad sobre los que se cimienta nuestro grupo empresarial. Como presidente me he esforzado y lo seguiré haciendo hasta el final de mi mandato en hacer prevalecer el interés social del grupo, entendido este como el de todos los accionistas, y con especial preocupación por los derechos de los minoritarios. La decisión que ahora anuncio, libremente adoptada, responde pues a mi deseo de garantizar un futuro sólido a la compañía, al margen cualquier tipo de personalismo", ha explicado Cebrián justo antes de anunciar la propuesta de sucesión de Manuel Polanco.

Durante una junta que ha sido tensa, Joseph Oughourlian, el representante del accionista Amber y con asiento en el consejo de la compañía, ha mostrado su oposición a varios de los puntos propuestos hoy, en especial, a que Cebrián se sitúe al frente de la fundación del periódico del que fue fundador. Cebrián, por su parte, ha criticado la actitud de Amber y ha apuntado que se trata de un fondo buitre y activista que busca dañar el valor del grupo.

MANUEL POLANCO, UN EJECUTIVO DE LA CASA

Juan Luis Cebrián propone que Manuel Polanco le releve al frente de PRISA

Manuel Polanco Moreno, hijo del fundador Jesús Polanco, ha sido propuesto por Cebrián para que sea su sucesor. Ha trabajado en el Grupo PRISA desde finales de los ochenta. En 1991, Polanco Moreno asumió la dirección de Santillana Chile y Perú hasta 1993, cuando se hizo cargo de la dirección general del diario La Prensa y puso en marcha la edición americana de El País en Ciudad de México. En 1996 asumió desde Miami la dirección internacional de Santillana en América. De vuelta a España en 1999, fue nombrado presidente de GDM (Gerencia de Medios) y de GMI (diarios regionales y especializados), y desde 2001, director adjunto de la Unidad de Medios España. En 2005 se trasladó a Portugal como consejero delegado de Media Capital, y a principios de 2009 fue nombrado director general de PRISA. Ha sido presidente de PRISA TV y DTS desde octubre de 2010, hasta el momento de la venta de DTS a Telefónica de Contenidos, en abril de 2015.