Escuche ahora

Deportes W

Con Andrés Torres


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

La migración de niñez salvadoreña es un fenómeno mayormente rural, dice OIM

La migración de menores salvadoreños no acompañados es un fenómeno principalmente rural y en esas regiones las condiciones de pobreza ponen en riesgo el "desarrollo físico, nutricional y cognitivo" de los niños, indicó hoy la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

San Salvador, 28 mar (EFE).- La migración de menores salvadoreños no acompañados es un fenómeno principalmente rural y en esas regiones las condiciones de pobreza ponen en riesgo el "desarrollo físico, nutricional y cognitivo" de los niños, indicó hoy la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

La Encuesta de Hogares de Movilidad Humana sobre Vivienda de Niñez y Adolescencia Migrante no Acompañada Retornada de la OIM da cuenta de que de la zona rural del país centroamericano proviene el 64 % de las familias que envió a Estados Unidos a un menor sin compañía que luego fue deportado.

El informe, dado a conocer hoy, puso de manifiesto que una cuarta parte de estos niños y adolescentes "habita en viviendas con piso de tierra y con paredes de bahareque o adobe", condiciones que, según el Banco Mundial, "son indicadores primarios de pobreza y pone a los menores vulnerables a enfermedades parasitarias como Chagas", explicó el ente en un comunicado.

Otro dato que denota la pobreza en la que habitan los menores es que solo 27 % "tiene acceso a un inodoro conectado a alcantarillado", mientras que el 73 % restante "utiliza letrinas".

"(...) la presencia de letrinas puede representar problemas de seguridad especialmente para las niñas, adolescentes y mujeres que corren riesgo de sufrir acoso o abusos sexuales por la noche en lugares apartados de su vivienda", apuntó la OIM.

Estos menores de edad "presentan condiciones que potencian enfermedades que afectan su desarrollo físico, nutricional y cognitivo", señaló el organismo internacional.

La OIM instó "a las familias, a la sociedad y al Estado salvadoreño a que garanticen los derechos de todas las niñas, niños y adolescentes a gozar del más alto nivel de salud posible y de crecer en un entorno digno en el que se priorice su protección".

Los datos divulgados fueron recolectados mediante la Encuesta de Hogares de Movilidad Humana en El Salvador, Guatemala y Honduras, implementada por la OIM entre noviembre de 2015 y marzo de 2016.

La muestra reveló, según información que dio a conocer la OIM en diciembre de 2016, que el 62 % de los niños y adolescentes que emigran de El Salvador hacia Norteamérica sin la compañía de alguno de sus padres y que son retornados viajan en las redes de tráfico de personas, el índice más alto de los países del Triángulo Norte de Centroamérica.

Según el salvadoreño Consejo Nacional de la Niñez y de la Adolescencia (Conna), desde julio del 2014 retornaron al país 8.510 niños y adolescentes, de los que 4.505 salieron sin la compañía de sus padres. EFE