Escuche ahora

Julio Sánchez Cristo DJ

Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

La ONU ayudó a 3,6 millones de personas en Afganistán en 2016

Las agencias humanitarias de la ONU proporcionaron ayuda humanitaria a 3,6 millones de personas en Afganistán en 2016, lo que significa que más de uno de cada diez afganos recibió alimentos, agua potable, medicamentos o materiales de construcción, informó hoy el organismo multilateral.

Ginebra, 21 mar (EFE).- Las agencias humanitarias de la ONU proporcionaron ayuda humanitaria a 3,6 millones de personas en Afganistán en 2016, lo que significa que más de uno de cada diez afganos recibió alimentos, agua potable, medicamentos o materiales de construcción, informó hoy el organismo multilateral.

Entre las personas asistidas destacan el millón de desplazados internos y los 600.000 refugiados afganos en Pakistán que decidieron volver a su país de origen, un flujo "no anticipado" por las agencias de Naciones Unidas que comenzó el pasado julio.

La comunidad internacional proporcionó más de 538 millones de dólares (498 millones de euros) a los programas humanitarios en Afganistán.

Del monto total, 356 millones de dólares (329 millones de euros) se recaudaron gracias al Plan de Respuesta Humanitaria coordinado por la ONU, una cifra que el portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), Jens Laerke, calificó en rueda de prensa de "excepcional" puesto que supone el 73 % del total demandado.

"El Plan de Respuesta Humanitaria para Afganistán fue el más financiado a nivel global por segundo año consecutivo en términos de porcentajes", dijo Laerke, que insistió en que es poco habitual que los programas humanitarios se financien en más de un 60 %.

A día de hoy, el Plan de Respuesta Humanitaria para 2017 ha conseguido recabar el 15 % de los 550 millones de dólares (509 millones de euros) requeridos para este año, siendo EEUU, Gran Bretaña, Suecia, Dinamarca y Australia los principales donantes.

Por otro lado, la ONU alertó hoy de que la situación humanitaria se está deteriorando en Afganistán, con casi un tercio de la población, unos 9,3 millones de personas, con necesidades de asistencia humanitaria, un 13 % más que en 2016.

"Esperamos un año complicado", aseguró el portavoz de OCHA, que alertó que más de 38.000 personas se han visto obligadas a dejar sus casas en Afganistán desde principios de 2017 como consecuencia del conflicto.

El número de familias afganas refugiadas en Pakistán que deciden regresar a su país de origen aumentará este año, de acuerdo con las previsiones de OCHA, después de que Islamabad ordenara el lunes la reapertura de la frontera con Afganistán, cerrada hace más de un mes tras un ataque que causó 88 muertos.

Este grupo especialmente vulnerable no volverá a sus ciudades natales sino que seguirá siendo desplazado interno en un país en el que 4,5 millones de personas viven en regiones en las que se producen combates constantes.

Esta situación afecta especialmente a los niños que, según indicó hoy Unicef, sufren uno de los índices de malnutrición grave y de mortalidad más altos del mundo.

"Un total de 3,5 millones de niños no van al colegio y el 75 % de ellos son niñas", lamentó en rueda de prensa el portavoz del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Christophe Boulierac, quien remarcó que el sistema educativo "está completamente devastado" después de tres décadas de conflicto. EFE