Escuche ahora

Música W

con Equipo W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

La vicepresidenta argentina Michetti quiere "recomponer lazos con Israel"

La vicepresidenta argentina, Gabriela Michetti, declaró hoy en Jerusalén que su Gobierno está intentando "recomponer lazos con Israel" después del distanciamiento con la anterior Administración y que están tratando el caso de la mutualista AMIA "desde una lógica totalmente diferente".

Jerusalén, 14 ene (EFE).- La vicepresidenta argentina, Gabriela Michetti, declaró hoy en Jerusalén que su Gobierno está intentando "recomponer lazos con Israel" después del distanciamiento con la anterior Administración y que están tratando el caso de la mutualista AMIA "desde una lógica totalmente diferente".

En su primera visita a Israel, oficial, la vicepresidenta Michetti señaló en entrevista con Efe que el propósito de sus viajes "es recomponer y estrechar lazos con países como Israel, algo que era habitual en la Argentina, y que durante un período de diez o doce años estuvo clausurado porque el Gobierno anterior tenía una política cerrada a las relaciones exteriores".

Michetti recordó que su país e Israel históricamente han tenido "relaciones extraordinarias desde el punto de vista cultural y afectivo", además de que Argentina acoge "una de las comunidades judías más grandes del mundo".

"Por eso no se entiende muy bien cómo toda esa conexión cultural, afectiva y emocional, no se manifiesta también en lo económico", declaró, y añadió: "Lo que queremos es precisamente empezar a empatar la relación cultural y emocional con la económica".

En relación a la nueva apertura hacia el exterior del Ejecutivo del jefe de Estado,l Mauricio Macri, la vicepresidenta recordó que las anteriores administraciones (refiriéndose a la de Cristina Fernández y la previa de su esposo, Néstor Kirchner) "mantenían claras y manifiestas relaciones con Venezuela, con (Hugo) Chaves, con Cuba, con (Fidel) Castro, y con Irán.

"Tres países que, si queremos que Argentina esté conectada al mundo, no van en esa dirección", aseveró.

Michetti marcó también una clara diferencia entre su Administración y las anteriores en el caso AMIA - el atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina, en Buenos Aires, donde un coche bomba mató a 85 personas en 1994, en el cual el Gobierno iraní fue acusado por la Justicia argentina- que no acaba de zanjarse.

"Hemos creado una unidad del poder ejecutivo que se ocupa exclusivamente del tema, tratando de colaborar con la Justicia. Yo he firmado una declaración de la presidencia del Senado abriendo todos los archivos del poder legislativo. El presidente lo ha hecho con el poder ejecutivo. Estamos en una lógica totalmente distinta de la que venimos", expuso.

Gabriela Michetti señaló que estos días en Israel "han sido de una emoción y movilización interna, como católica practicante, y de mucho trabajo", en los que se ha reunido con varios políticos israelíes, entre ellos, el presidente, Reuvén Rivlin, y el primer ministro, Benjamín Netanyahu.

Con respecto al conflicto israelí-palestino, la vicepresidenta expresó que su postura es la misma que la de Naciones Unidas: "Si hay una controversia multilateral tiene que resolverse multilateralmente y en consenso en el marco de la ONU".

Sobre el panorama nacional, al ser preguntada por si la aspiración de su Gobierno argentino a alcanzar "pobreza cero" es factible, la vicepresidenta respondió: "Es un objetivo que te va poniendo en una dirección" y desgranó parte del programa.

"En este momento hay 500 localidades en las que estamos haciendo obras que empiezan y terminan en plazos cortos, que dan vuelta a la situación de la vida de estas personas", argumentó.

Sin embargo, su Gobierno es acusado de proteger sobre todo a las clases privilegiadas.

"Los censos de la República estaban totalmente destruidos, no se sabía cuál era la inflación, ¡y era a propósito!", respondió Michetti, y aseguró que hoy aportan datos "confiables".

La vicepresidenta ofrece una metáfora de la situación en la que estaba el país cuando ganaron las elecciones hace dos años: "El avión venía en picada, para otra crisis más del estilo de las crisis sociales graves, y en vez de venirse en picada en un momento se acomodó y aterrizó como pudo, pero aterrizó, sin que estallara, y esto creo que ha sido un gran logro".

En relación a la reforma de las pensiones, Michetti aseguró que el sistema, tal y como estaba, "no era sostenible", y defendió una fórmula de ajuste de las pensiones, "con criterio, profesionalidad y sensibilidad social" que "en realidad no ha quitado poder adquisitivo".

"Lo que pasa es que en la desconfianza generalizada que tiene la gente con la política, con la cantidad de veces que les han engañado, es muy fácil venir y decir cualquier cosa y falsear. La gente va a ver este año cuando cobre su jubilación que no se le ha caído ningún peso, al contrario, la va a cobrar aumentada, y ahí se van a dar cuenta de que fue una enorme mentira", enfatizó. EFE

msg/pms/lfp/si