Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Llegó la hora de los testigos para ente que fiscaliza crímenes del castrismo

El castrismo ha hecho de la "violación sistemática y consistente" de los derechos humanos "un arma para mantenerse en el poder" desde 1959, afirma el jurista mexicano René Bolio, presidente de la comisión internacional que pretende someter a la justicia a los responsables y ejecutores de esos crímenes.

Miami, 14 jul (EFE).- El castrismo ha hecho de la "violación sistemática y consistente" de los derechos humanos "un arma para mantenerse en el poder" desde 1959, afirma el jurista mexicano René Bolio, presidente de la comisión internacional que pretende someter a la justicia a los responsables y ejecutores de esos crímenes.

Bolio y otros integrantes de la Comisión Internacional Fiscalizadora de Crímenes de Lesa Humanidad del Castrismo hablaron hoy con Efe en vísperas de lo que consideran la "hora de la verdad".

Mañana, 15 de julio, se celebrará en el auditorio de la Alcaldía de Miami la primera audiencia de esta comisión, en la que se escuchará una veintena de testimonios de víctimas y personas que presenciaron o conocieron de primera mano los hechos investigados.

Entre esos hechos están casos "históricos" como el derribo de las avionetas de Hermanos al Rescate o el hundimiento del remolcador "13 de marzo", "asesinatos políticos", categoría en la que la comisión incluye las muertes de los disidentes Osvaldo Payá, Harold Cepero y Orlando Zapata, y centenares de casos menos conocidos.

Bolio afirma que a partir del trabajo de la comisión pueden surgir información y pruebas de casos poco conocidos o incluso desconocidos porque las víctimas no supieron a quién recurrir.

"A esas personas les decimos: Ya hay a quien decírselos", dijo Bolio, quien a continuación lanza un mensaje a los autores de los crímenes que siguen produciéndose: "les estamos viendo".

La comisión, una organización independiente formada por una decena personas de diversos países y creada en marzo pasado, se propone acabar con la impunidad de los crímenes que se atribuyen al castrismo tanto los cometidos en Cuba como en países bajo influencia del régimen surgido de la revolución de 1959.

Su tarea, "enorme" según Bolio, es armar expedientes, con testimonios y pruebas de todo tipo, y con responsables con nombre, apellidos y rango, desde el que dio la orden hasta el que la cumplió, como hacen los fiscales, para presentarlos luego ante un tribunal con vistas a que juzgue a los responsables.

"Hay que llevar algo en las manos", dice para señalar que a la justicia no le basta con las denuncias.

No está definido aún el tribunal o tribunales al que la comisión presentará los casos cuando los expedientes estén cerrados.

Pueden ser la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la Corte Penal Internacional (CPI) o incluso tribunales nacionales de algún país que haya incorporado a su legislación la justicia penal internacional o de países de los que sean ciudadanos las víctimas.

A las audiencias públicas de la comisión se va a citar también a las personas a las que las víctimas y testigos mencionen como responsables de un crimen de lesa humanidad, aunque "obviamente sabemos que no comparecerán", dijo Bolio.

El presidente de la comisión destacó que hay casos donde se va a partir de cero, pero otros que están "sobredocumentados".

Cuando se le pregunta si han recibido mucha información de particulares señala que hay gente del interior de Cuba con la que ya tienen contacto con vistas a armar expedientes y también cuenta nombres, apellidos y cargos de presuntos responsables.

Martín Paz, exconcejal del municipio venezolano San Cristóbal que está exiliado desde 2015 y es uno de los integrantes de la comisión, dijo a Efe que el modelo cubano ha "hecho estragos" en su país, "no solo desde el punto de vista económico sino desde el punto de la vista de los derechos humanos, que son violados sistemáticamente".

Paz subraya que el castrismo no solo tiene una "injerencia" en Venezuela, sino que "en muchas ciudades está ejecutando directamente la represión" en las protestas contra el Gobierno de Nicolás Maduro.

Según este opositor venezolano, la comisión está dispuesta a tomar esos casos y él personalmente quiere que se abra un expediente con las mas de 90 muertes causadas por la represión de las protestas que cubra a "toda la cadena de mando" de los cuerpos de seguridad.

La activista costarricense de derechos humanos María de los Milagros Méndez, también integrante de la comisión, considera un "deber" pertenecer a una organización que busca hacer justicia y solidarizarse con las víctimas de unos crímenes que sorprendentemente "la comunidad internacional no conoce por completo". EFE

ar/ims/cav