Escuche ahora

La W

Con Vicky Dávila


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Los socialdemócratas rumanos votan mañana contra su propio primer ministro

El Parlamento de Rumanía votará mañana una moción de censura contra el primer ministro, el socialdemócrata Sorin Grindeanu, impulsada por su propio partido, que lo acusa de no cumplir con el programa electoral.

Bucarest, 20 jun (EFE).- El Parlamento de Rumanía votará mañana una moción de censura contra el primer ministro, el socialdemócrata Sorin Grindeanu, impulsada por su propio partido, que lo acusa de no cumplir con el programa electoral.

La cúpula del Partido Socialdemócrata (PSD) aprobó la pasada semana retirar su confianza al jefe del Gobierno, en el cargo desde hace seis meses, y le exigió su dimisión, a lo que el político se ha negado hasta ahora.

Mientras que el PSD acusa a Grindeanu de no cumplir las promesas electorales con las que el partido ganó los comicios de diciembre pasado, el primer ministro afirma que todo es una maniobra del presidente de los socialdemócratas, Liviu Dragnea, para acumular poder.

Dragnea no pudo presentarse al cargo del primer ministro por una condena por fraude electoral que le inhabilita para el puesto.

De hecho, varios analistas han explicado que la rebelión de la cúpula del PSD contra su primer ministro se debe a la actitud combativa de Grindeanu ante la corrupción y su negativa a impulsar un indulto que beneficie a compañeros de su partido acusados o condenados por prácticas ilegales.

El Gobierno rumano aprobó el pasado febrero por la vía de urgencia un decreto que despenalizaba ciertos casos de corrupción y que tuvo que acabar anulando ante las masivas protestas populares, que se prolongaron durante semanas.

Dragnea, líder del PSD e impulsor de la moción contra Grindeanu, habría sido uno de los políticos en beneficiarse de esa medida.

Para que prospere, la moción necesita el apoyo de 233 diputados, y el PSD y sus socios de Gobierno, la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa (ALDE), suman 247 escaños, aunque algunos de ellos podrían romper la disciplina de voto.

En contra votarán los principales partidos de la oposición, que ha denunciado ofertas de soborno por parte de los socialdemócratas a sus diputados para que se expresen contra el primer ministro.

Si la moción sale adelante, los partidos del Gobierno tendrán que proponer a un nuevo primer ministro. EFE