Escuche ahora

Boogie Nights

Programación W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Lula cree en su absolución y acusa a fiscales de "inventar una gran mentira"

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva dijo hoy que "no cree" que sea detenido por supuesta corrupción y acusó a los fiscales que lo denunciaron de "inventar una gran mentira" en su contra.

Sao Paulo, 20 jun (EFE).- El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva dijo hoy que "no cree" que sea detenido por supuesta corrupción y acusó a los fiscales que lo denunciaron de "inventar una gran mentira" en su contra.

"No creo (que sea detenido), porque para ser preso en Brasil y en cualquier país del mundo la persona tiene que haber cometido algún crimen, delito, o alguna cosa equivocada", afirmó Lula en una entrevista a la emisora Tupi.

El exmandatario hizo un llamado al juez federal Sergio Moro, responsable de la investigación sobre la trama corrupta que operó en la petrolera estatal Petrobras, para que tenga en cuenta las alegaciones finales que entregarán hoy sus abogados en relación a un juicio por supuesta corrupción, cuya sentencia puede ser dictada en los próximos días.

La causa, una de las cinco que Lula tiene abiertas en la Justicia por sospechas de corrupción, se refiere a la supuesta "ocultación de la propiedad" de un lujoso tríplex en el litoral del estado de Sao Paulo.

El inmueble aparece en los registros como propiedad de la constructora OAS, una de las implicadas en el escándalo de Petrobras, pero según la acusación el verdadero dueño sería Lula, quien lo habría recibido en concepto de soborno, es decir, a cambio de "favores" hechos desde el poder a esa constructora.

Sin embargo, Lula manifestó en la entrevista que los fiscales que lo denunciaron "inventaron una gran mentira" en su contra, "junto con los medios de comunicación", y por ello, ha pedido que sean "exonerados" de sus cargos.

"Es un chiste y no una acusación. (...) Espero que el juez Moro lea hoy los autos del proceso. Yo ya probé mi inocencia, quiero que ellos prueben mi culpa", aseveró el líder político, que gobernó Brasil entre 2003 y 2010.

El exmandatario, a pesar del escándalo, aparece como el líder más valorado en las encuestas y el mejor posicionado en caso de competir por la presidencia en 2018.

Lula reiteró que aún es pronto para anunciar una eventual candidatura por el Partido de los Trabajadores (PT), pues esta tiene que ser definida en la dirección nacional de la formación y además, aseguró, "hay gente del Ministerio Público con un ojo puesto" en él por si incurre en propaganda electoral anticipada.

"Para mí solo hay una solución para impedir que vuelva, que es impedir que el pueblo vote. Si se precisa, seré candidato", añadió.

No obstante, el expresidente podría llegar a ser investigado en otros seis procesos más, según solicitó la Corte Suprema con base en las delaciones de 77 exdirectivos de la compañía Odebrecht que se sumaron a un acuerdo de colaboración judicial, y también está salpicado por las revelaciones de ejecutivos del grupo JBS. EFE