Escuche ahora

Julio Sánchez Cristo DJ

Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Martin McGuiness, el viaje de un insurgente hacia la política convencional

De excomandante del IRA a viceministro principal norirlandés, el republicano Martin McGuinness, fallecido hoy, había anunciado recientemente que abandonaba la política por motivos de salud y encarnaba mejor que nadie el largo viaje del nacionalismo radical irlandés hacia la paz.

Javier Aja

Dublín, 21 mar (EFE).- De excomandante del IRA a viceministro principal norirlandés, el republicano Martin McGuinness, fallecido hoy, había anunciado recientemente que abandonaba la política por motivos de salud y encarnaba mejor que nadie el largo viaje del nacionalismo radical irlandés hacia la paz.

Durante ese trayecto, pasó de liderar una organización terrorista empeñada en acabar a través de la violencia con la presencia del Reino Unido en Irlanda del Norte a darse un apretón de manos con la reina Isabel II en Belfast en 2012 o cenar con ella en el Castillo de Windsor dos años después.

"Estoy muy, muy orgulloso de ello", dijo McGuinness en 1973 al ser condenado por pertenencia al ya inactivo Ejército Republicano Irlandés (IRA), lo que confirmó, sin rubor, 28 años después, cuando confesó que había sido el "número dos" de la banda el 30 de enero de 1972, el año del denominado "Domingo Sangriento" en Derry.

Con la voz quebrada por la emoción, vino a decir lo mismo en 2007 durante una conferencia especial del Sinn Féin, brazo político del IRA, aunque en esa ocasión tiró de sus credenciales republicanas para pedir a sus correligionarios que aceptasen, por primera vez en su historia, la autoridad de la Policía y la Justicia norirlandesas.

Era el final del trayecto para una organización que causó casi 2.000 muertos en las más de tres décadas de conflicto armado en la isla de Irlanda y el Reino Unido.

Meses después, el Sinn Fein volvía a entrar en el Gobierno norirlandés de poder compartido entre católicos y protestantes, aunque, en esta ocasión, junto al mayoritario Partido Democrático Unionista (DUP) del ya fallecido reverendo Ian Paisley.

Cuando en 2009 el IRA de Continuidad, una facción disidente del IRA, asesinó a un policía norirlandés y McGuinness llegó a calificar a los pistoleros, republicanos como él, de "traidores", una declaración que sorprendió tanto a la comunidad católica como a la protestante.

Casado y padre de cuatro hijos, Martin McGuinness nació en 1952 en el Bogside, el barrio católico de Derry (Irlanda del Norte), e ingresó en el IRA en 1969, condición que no le impidió iniciar en 1972 negociaciones secretas con el Gobierno británico para lograr un alto el fuego definitivo del grupo armado, que llegaría en 1997.

A diferencia del presidente del Sinn Fein, Gerry Adams, McGuinness no proviene de una familia republicana, pero se unió al movimiento motivado por la brutal respuesta que recibieron los grupos pro derechos civiles a manos de las fuerzas de seguridad a finales de la década de los años 60.

Su habilidad política y su carisma entre los voluntarios del IRA le convirtieron pronto en uno de los máximos exponentes de la doble estrategia de la "urna y el rifle": la mezcla de política y violencia como única vía para la reunificación de la isla.

Cuentan sus biógrafos que, cuando ya era una figura política destacada, alojó en una ocasión a una unidad del IRA en fuga en el fronterizo condado irlandés de Donegal, después de que Adams se negase a hacerlo.

No obstante, su reputación como estratega político y militar choca con controvertidas decisiones que tomó en momentos clave para el secreto proceso de paz, antes de la firma del acuerdo del Viernes Santo (1998), cuando el IRA todavía ejercía considerable influencia sobre el Sinn Fein y no al revés.

A los ojos de varios observadores, sus iniciativas llevaron a la organización paramilitar a un callejón en el que la única salida ha sido la vía democrática y pacífica.

En 1997 fue elegido diputado en la Cámara de los Comunes, puesto para el que sería reelegido en 2001, 2004 y 2010, mientras en 1998 logró un escaño en la Asamblea norirlandesa, que ha mantenido hasta las elecciones autonómicas del pasado mayo.

Tras la breve restauración de la autonomía norirlandesa, entre 1999 y 2002, McGuinness sirvió como ministro de Educación en el Gobierno de poder compartido entre católicos y protestantes.

Y en 2007 le llegó el turno de regir los destinos de la provincia junto a su eterno enemigo, Ian Paisley, con quien llegó a mantener una cálida relación profesional y personal, lo que les valió el apodo de los "Hermanos Risitas" y molestó a no pocos unionistas.

Con el sucesor del reverendo en el Gobierno y en el DUP, Peter Robinson, no existió el mismo "feeling" y las tensiones entre sus respectivos partidos desde 2011 han marcado su convivencia en el Ejecutivo, hasta provocar la dimisión de McGuinness el pasado 9 de enero.

El "número dos" del Sinn Féin abandonó el cargo de viceministro principal en protesta por la gestión de un escándalo financiero detectado en la política de energías alternativas del Gobierno norirlandés, encabezado por la actual líder del DUP, Arlene Foster.

El partido republicano Sinn Fein difundió hoy un comunicado en el que "con profundo pesar y tristeza" informaba de la muerte "de nuestro amigo y camarada Martin McGuinness, que falleció en la madrugada en Derry (Irlanda del Norte)".EFE