Escuche ahora

Música de hoy y siempre

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Más de 1,3 millones de desplazados debido a las recientes violencias en RDC

Más de 1,3 millones de personas huyeron de la región congolesa de Kasai desde agosto de 2016 debido a la violencia, más de la mitad de ellos niños que en ocasiones fueron separados de sus padres o reclutados por milicias, informó hoy el Consejo de Refugiados Noruego (NRC por sus siglas en inglés).

Nairobi, 20 jun (EFE).- Más de 1,3 millones de personas huyeron de la región congolesa de Kasai desde agosto de 2016 debido a la violencia, más de la mitad de ellos niños que en ocasiones fueron separados de sus padres o reclutados por milicias, informó hoy el Consejo de Refugiados Noruego (NRC por sus siglas en inglés).

Más de 3,7 millones de personas viven desplazadas internamente en la República Democrática del Congo, según datos registrados hasta el pasado mayo, de los cuales 1,5 millones se desplazaron en los últimos meses -de diciembre a mayo de 2017-, alertó NRC en un comunicado.

Además 475.000 congoleños han huido a países vecinos, según la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), 20.000 de los cuales huyeron a Angola, tras un repunte de la violencia en la provincia de Kasai, donde la milicia Kamuina Nsapu ha sembrado el terror en la población.

El pasado mayo, durante una escalada de la violencia en la región, 8.000 personas se vieron obligadas a desplazarse al día, apuntó el NRC que trabaja en la zona, donde presta ayuda a unos 630.000 desplazados.

"La República Democrática del Congo está experimentando hoy una de las mayores crisis de desplazamiento en el mundo, con un número inadecuado de agencias de ayuda en el terreno y una cantidad lamentable de dinero", dijo la directora del NRC en la República Democrática del Congo, Ulrika Blom.

Alrededor de 338 escuelas en la región de Kasai Central no están en uso debido al conflicto, según el NRC, y 639 fueron destruidas según datos de la Misión de la ONU en la RDC (MONUSCO).

En lugares como Nganza, un pueblo de la zona, las escuelas están ocupadas por grupos armados, denunció la organización noruega.

"Los niños han sido los más afectados por el conflicto. Muchos de los afortunados cuyas escuelas aún permanecen abiertas están demasiado asustados para arriesgarse a ir", dijo Blom.

La Oficina de Coordinación Humanitaria de la ONU (OCHA) hizo un llamamiento urgente de 65 millones de dólares, que recibió una respuesta del 53 por ciento de intención de financiación el pasado abril, pero a fecha de hoy se ha recibido el 8%.

El conflicto estalló en agosto de 2016 en la región de Kasai cuando el líder de la milicia Kamuina Nsapu, que lleva su nombre, fue abatido por el Ejército y sus seguidores se alzaron contra el Gobierno para vengar su muerte.

Los enfrentamientos contra las fuerzas del orden congoleñas han dejado miles de muertes y Naciones Unidas anunció el descubrimiento de numerosas fosas comunes en Kasai, en las que podrían haber sido enterrados combatientes de Kamuina Nsapu. EFE