Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Más de 220 ONG exigen que la Asamblea General de la ONU se ocupe de Siria

Más de 220 organizaciones no gubernamentales se unieron hoy para exigir a la Asamblea General de la ONU que organice una sesión especial para tratar de detener la guerra en Siria ante el bloqueo en el Consejo de Seguridad.

Naciones Unidas, 1 dic (EFE).- Más de 220 organizaciones no gubernamentales se unieron hoy para exigir a la Asamblea General de la ONU que organice una sesión especial para tratar de detener la guerra en Siria ante el bloqueo en el Consejo de Seguridad.

"El Consejo de Seguridad ha fallado al pueblo sirio durante los últimos seis años. (...) El resto de Estados miembros tienen que actuar", explicó la directora de Amnistía Internacional (AI) en Nueva York, Sherine Tadros, en una conferencia de prensa.

Las ONG quieren que la Asamblea General utilice la resolución "Unión pro Paz", un texto aprobado en 1950 que permite que el órgano se ocupe de asuntos de paz y seguridad cuando el Consejo de Seguridad no es capaz de actuar por falta de consenso.

Habitualmente, el Consejo de Seguridad es el encargado de lidiar con ese tipo de crisis y sus resoluciones son vinculantes, mientras que la Asamblea -donde se sientan los 193 países de la ONU- se ocupa de otras áreas y cuenta con menos poder.

El director en Naciones Unidas de Human Rights Watch (HRW), Louis Charbonneau, recordó que a lo largo de la historia esa herramienta ha sido utilizada en diez ocasiones y que en varias crisis permitió lograr resultados sobre el terreno.

Según subrayó, los 193 Estados miembros de la ONU -que se sientan en la Asamblea- tienen que "actuar ya" en el caso de Siria y no pueden "esconderse" tras el "bloqueo" en el Consejo de Seguridad, donde la división entre Rusia y Occidente ha impedido lograr avances.

Coincidiendo con la presentación de esta iniciativa, HRW publicó hoy un informe en el que asegura que las fuerzas sirias y rusas cometieron en septiembre y octubre crímenes de guerra durante su campaña de bombardeos aéreos contra las zonas bajo control rebelde de la ciudad de Alepo.

"Alepo está al borde de ser otra Ruanda o Srebrenica", señaló en un comunicado Simon Adams, el director ejecutivo del Centro Global para la Responsabilidad de Proteger.

Entre otras acciones, las organizaciones no gubernamentales consideran que la Asamblea General puede reclamar un cese de las hostilidades, una vuelta a las negociaciones de paz o crear un mecanismo para investigar los crímenes más graves cometidos durante la guerra.

En los últimos días, la presión para que la Asamblea General tome cartas en el asunto no ha dejado de crecer.

La embajadora estadounidense ante la ONU, Samantha Power, se mostró este miércoles abierta a explorar nuevos canales como ese ante la imposibilidad de lograr avances en el Consejo de Seguridad.

Mientras, Canadá ha puesto en marcha su propia iniciativa para tratar de llevar el asunto ante la Asamblea General. EFE