Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Mateusz Morawiecki, de directivo del grupo Santander a primer ministro polaco

El futuro primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, fue antes de su irrupción en política el presidente de la filial polaca del banco Santander, lo que lo avaló como gestor y le sirvió para erigirse en paladín del patriotismo económico y de una clase media cansada de los políticos al uso.

Varsovia, 7 dic (EFE).- El futuro primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, fue antes de su irrupción en política el presidente de la filial polaca del banco Santander, lo que lo avaló como gestor y le sirvió para erigirse en paladín del patriotismo económico y de una clase media cansada de los políticos al uso.

Morawiecki (Breslavia, 20 de junio de 1968) se convirtió en ministro de Desarrollo y Finanzas tras la victoria del partido nacionalista-conservador Ley y Justicia (PiS) en las elecciones de octubre de 2015, aunque hasta marzo de 2016 no se afilió a esta formación.

Su carrera política fulgurante se ve ahora premiada con la decisión de su partido de nombrarle candidato para sustituir a Beata Szydlo al frente del Gobierno.

Desde su entrada en el Ejecutivo, ha ido acercándose más y más al líder de PiS, considerado el auténtico hombre fuerte en Polonia, Jaroslaw Kaczynski, quien ha decidido renunciar a asumir las riendas del Gobierno para que sea este exbanquero quien ocupe el cargo de primer ministro.

Morawiecki carece de grandes apoyos dentro de Ley y Justicia, por lo que dependerá de Kaczynski, pero al mismo tiempo, y a diferencia de la poco carismática Szydlo, se espera que sea capaz de limitar la creciente influencia de otros ministros y de lidiar con el presidente del país, Andrzej Duda, quien, a pesar de estar vinculado al PiS, actúa cada vez de manera más independiente.

Al mismo tiempo, la clase media que ha dado su apoyo al partido gobernante se encuentra cada vez más inquieta ante la radicalización del Ejecutivo, por lo que la dirección de Morawiecki puede ser vista como una elección más tecnócrata y centrada en la economía, que frene una deriva nacionalista.

Inversores extranjeros y empresarios polacos lo ven como uno de los pocos miembros del Gobierno que realmente sabe de economía, mientras que parte del electorado del PiS se ha dejado convencer por su patriotismo económico a la hora de vender los logros de su gabinete, como la llegada de nuevas corporaciones extranjeras o los planes para impulsar tecnológicamente el país.

Al mismo tiempo, Morawiecki ha dado luz verde a ambiciosas políticas sociales en Polonia, muy criticadas por la oposición, que las considera económicamente inviables, como las ayudas mensuales de alrededor de 125 euros por hijo sin atender al nivel de renta de la familia o la reducción de la edad de jubilación.

Morawiecki es hijo de un conocido opositor anticomunista, Kornel Morawiecki, diputado y fundador de Solidaridad en Lucha, una de las escisiones más radicales del sindicato Solidaridad, lo que llevó a su hijo a estar involucrado en el ambiente de la oposición clandestina desde muy temprana edad.

Tras la llegada de la democracia, Mateusz Morawiecki se graduó en Historia por la Universidad de Breslavia, para cursar después estudios de Administración de Empresas en ese centro y en la Central Connecticut State University.

El futuro nuevo primer ministro de Polonia cuenta también con un MBA y con estudios en las universidades de Hamburgo, Basilea y el Kellogg School of Management de la Northwestern University de Evanston, en Estados Unidos, y habla con fluidez inglés y alemán.

En su trayectoria destaca su experiencia como director adjunto del Departamento de Negociaciones de Adhesión en el Comité para la Integración Europea, lo que le llevó a ser parte del grupo que negoció las condiciones de la adhesión de Polonia a la Unión Europea en el ámbito de las finanzas, donde comenzó a pulir la reputación de negociador duro que hoy le acompaña.

Pero sobre todo es conocido por su trayectoria como banquero, ya que desde 1998 trabajó para una de las principales entidades de Polonia, el BZWBK (Bank Zachodni WBK Group), adquirido en 2011 por el Grupo Santander, del que ha sido presidente desde 2007 hasta su llegada al Gobierno de PiS.

Morawieck también fue cónsul honorario de Irlanda en Polonia entre 2008 y 2013 y cuenta con numerosas distinciones y reconocimientos por su experiencia profesional, publicaciones y participación en distintas organizaciones sociales.

Está casado con Iwona, su novia desde la escuela primaria, con la que tiene cuatro hijos. EFE