Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Mueren tres personas en ataque con katanas en un santuario sintoísta de Tokio

Tres personas murieron y otra resultó herida de gravedad después de que un hombre atacara con una katana a su hermana, sacerdotisa principal de un conocido santuario sintoísta de Tokio, informaron hoy las autoridades niponas.

Tokio, 8 dic (EFE).- Tres personas murieron y otra resultó herida de gravedad después de que un hombre atacara con una katana a su hermana, sacerdotisa principal de un conocido santuario sintoísta de Tokio, informaron hoy las autoridades niponas.

El suceso tuvo lugar el jueves por la noche en el santuario Tomioka Hachimangu, ubicado en el este de la capital nipona y famoso por ser una de las cunas del sumo en Japón, puesto que albergaba torneos de este deporte durante la época de Edo.

El hombre, identificado como Shigenaga Tomioka y de 56 años, atacó en primer lugar con una espada japonesa a su hermana, de 58 años, y le causó la muerte, después de que la mujer llegara al recinto sagrado donde trabajaba en un vehículo conducido por su chófer.

A continuación, la novia del atacante, de unos 30 años y que se encontraba con él a la entrada el santuario, persiguió al chófer durante más de 100 metros cuando este trataba de huir y le hirió de gravedad en un hombro, también con una katana, explicaron fuentes policiales a la cadena estatal NHK.

Shigenga Tomioka apuñaló después a su pareja, infligiéndole heridas mortales, y se suicidó utilizando las mismas armas blancas, según explicó la policía, que acudió al lugar de los hechos tras recibir llamadas de aviso de los vecinos.

Las autoridades también hallaron una espada larga japonesa, una corta y dos navajas con las que se perpetraron supuestamente los ataques.

Shigenaga Tomioka había ocupado el puesto de sacerdote principal del santuario hace más de una década, pero fue relegado de este puesto y sucedido por su hermana, lo que le llevó a enviarle cartas con amenazas de muerte por las que llegó a ser detenido por la policía en 2006, según recoge el diario Asahi.

El atacante y su hermana pertenecen a una familia que ha administrado durante generaciones el santuario Tomioka Hachimangu desde su fundación en 1627 en el distrito tokiota de Koto-ku. EFE yk-ahg/fr