Escuche ahora

Deportes W

Con Andrés Torres


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Municipios fronterizos de UE creen debilitado acuerdo migratorio con Turquía

Alcaldes de varios países mediterráneos expresaron hoy en Atenas su preocupación por el futuro del acuerdo migratorio con Turquía tras el intento de golpe de Estado y plantearon la posibilidad de que lleguen a Europa refugiados de nacionalidad turca.

Atenas, 22 jul (EFE).- Alcaldes de varios países mediterráneos expresaron hoy en Atenas su preocupación por el futuro del acuerdo migratorio con Turquía tras el intento de golpe de Estado y plantearon la posibilidad de que lleguen a Europa refugiados de nacionalidad turca.

Hannes Swóboda, ex miembro del Parlamento Europeo y anfitrión de la conferencia, que reunió a alcaldes griegos, turcos e italianos y representantes de organizaciones no gubernamentales (ONG), recalcó que la duda en estos momentos es si la situación política inestable en Turquía "hará el acuerdo" entre Bruselas y Ankara "irrelevante".

Swóboda añadió además que es posible "en un futuro próximo que los europeos reciban refugiados turcos".

Gerald Knaus, representante de la Iniciativa Europea de Estabilidad, un centro de reflexión sobre el sureste europeo, destacó que el programa del reasentamiento de refugiados desde Turquía a Europa no ha funcionado.

Knaus destacó que los refugiados quedan "atrapados" en Grecia y que la UE no está preparada para aplicar los programas de reubicación.

Los alcaldes, por su parte, lamentaron la falta de apoyo del Estado y de la UE a los municipios fronterizos.

"Los problemas eran enormes, no teníamos los medios adecuados para resolverlos y el Estado estaba ausente. Se trata de seres humanos, no de animales, tampoco de simples cifras", destacó Xanzula Suplí, alcaldesa de Idomeni.

En ese pueblo en el norte de Grecia, en la frontera con la Antigua República Yugoslava de Macedonia (ARYM), durante varios meses se mantuvo un campamento improvisado que llegó a tener entre 12.000 y 13.000 refugiados.

"El turismo es el único servicio sostenible de nuestra isla", recalcó por su parte Mijalis Aguelópulos, alcalde de la isla de Samos, frente a la costa turca.

Aguelópulos lamentó que a causa de la llegada masiva de refugiados en la isla las llegadas turísticas este año están reducidas en un 40 %.

En general los representantes de los municipios de las islas griegas se quejaron de la escasez de personal adecuado para examinar las demandas de asilo de los 8.663 refugiados que, según los datos oficiales de hoy, llegaron en Grecia tras la puesta en marcha del acuerdo.

Por su parte el alcalde de Pozzalo (Sicilia), Luigi Ammatuna, destacó que "hay veces que Roma nos parece lejana... y Bruselas aún más lejana".

El alcalde señaló que uno de los problemas graves a los que hace frente su comunidad es la ausencia de plazas disponibles en centros adecuados para los niños y los adolescentes no acompañados que desembarcan a Pozzalo.

Ammatuna aseguró que ha pensado ofrecer a familias de la región compensaciones económicas a cambio de alojar a un niño no acompañado, lo que resolvería el problema, pero, dijo, no hay fondos para hacerlo.

La mayoría de los representantes turcos que habían sido invitados y confirmado su participación a la conferencia no pudieron llegar por las restricciones impuestas a los viajes al extranjero por el Gobierno turco, tras la asonada militar fallida.

Tan solo el alcalde de Dikili, localidad frente a la costa de Lesbos, pudo llegar a Atenas. EFE