Escuche ahora

La W

Con Vicky Dávila


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

ONU denuncia nueva milicia en R.D. Congo afín a autoridades perpetra horrores

La ONU denunció hoy que en la República Democrática del Congo (RDC) una nueva milicia creada y organizada por las autoridades para apoyar las acciones del Ejército congolés está detrás de una serie de atrocidades perpetradas en las tres provincias de la región de Kasai.

Ginebra, 20 jun (EFE).- La ONU denunció hoy que en la República Democrática del Congo (RDC) una nueva milicia creada y organizada por las autoridades para apoyar las acciones del Ejército congolés está detrás de una serie de atrocidades perpetradas en las tres provincias de la región de Kasai.

Para luchar contra la impunidad de esas acciones, el alto comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, pidió al mundo que apoye una investigación internacional independiente, que esté a cargo de su oficina, junta con otras instancias de la organización y el Gobierno congolés.

El ministro de Justicia de la RDC, Alexis Thambwe Mwamba, rechazó ayer tal posibilidad argumentando que "aceptar una investigación independiente es aceptar que el Congo no es un país independiente".

"Podemos perfectamente llevar a cabo una investigación nosotros mismos", sostuvo.

El Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, que se reúne actualmente en Ginebra, dedicó una sesión a la situación en la RDC, en particular a Kasai, una región del centro del país que se convirtió hace menos de un año en un nuevo foco de violencia, que ha alcanzado allí niveles de horror.

Zeid describió en su intervención ante el Consejo de Derechos Humanos que la nueva milicia, denominada Bana Mura ha entrado en apoyo del Ejército contra la milicia Kamuina Nsapu, en un conflicto en el que se atiza el odio étnico.

Los civiles son las principales víctimas de las atrocidades, en particular aquellos de los grupos étnicos luba y lulua.

La oficina de Zeid envió la semana pasada expertos a la zona para recoger el testimonio de refugiados que han conseguido huir de Kasai y que relataron que en el área de Kamony "cientos de pobladores han sido asesinados mediante disparos, con machetes, quemados vivos, mutilados, mientras que pueblos enteros han sido destruidos".

"Mi equipo ha visto niños de dos años cuyas extremidades han sido mutiladas, muchos bebes con heridas de machetes y quemaduras graves, y un bebe de dos meses que había sido alcanzado por dos balas cuatro horas después de nacer", dijo el alto comisionado.

En otro episodio, que data de finales del pasado abril en el pueblo de Cinq, Zeid dijo que cientos de hombres, mujeres y niños de las etnias luba y lulua fueron asesinados de las maneras más horrendas.

La ONU denunció que la milicia Bana Mura en ese lugar fue organizada por un líder local, quien además le suministró diversos tipos de armamento y combustible.

Al menos otros veinte poblados sufrieron ataques similares en los dos últimos meses, según las evidencias reunidas por la ONU.

Zeid lamentó que la comunidad internacional no esté prestando atención a esta situación, pese a que ya ha causado 1,3 millones de desplazados internos y 30.000 refugiados en la vecina Angola.

El hecho de que cientos de refugiados continúen llegando indica que los ataques contra la población no han cesado, indicó.

Zeid dijo que hacer justicia por los crímenes ocurridos en Kasai podría "prevenir más crímenes en el resto de la RDC", inmerso en una crisis política por la negativa del presidente, Joseph Kabila, da organizar las elecciones que debieron celebrarse el año pasado. EFE