Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Panamá reconoce estar obligada a tomar medidas en cárcel solicitadas por CIDH

El Gobierno de Panamá reconoció hoy que está obligado "a adoptar medidas conforme lo solicitado" por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) respecto de las condiciones de aislamiento en las que se encuentran seis reos de alta peligrosidad en una cárcel insular del país.

Panamá, 4 mar (EFE).- El Gobierno de Panamá reconoció hoy que está obligado "a adoptar medidas conforme lo solicitado" por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) respecto de las condiciones de aislamiento en las que se encuentran seis reos de alta peligrosidad en una cárcel insular del país.

Así lo dijo este viernes la directora de Asuntos Jurídicos de la Cancillería y viceministra encargada, Farah Urrutia, quien precisó que en un plazo de 15 días Panamá deberá presentar ante la Comisión "un informe de las medidas que adoptará el país "y por qué".

"Estamos obligados tomar medidas conforme lo solicitado por la CIDH (...) somos unos comprometidos en materia de derechos humanos. Vamos a tomar las medidas que sean necesarias para garantizar la vida y la integridad personal" de los detenidos, reafirmó Urrutia en una entrevista con la televisión local TVN.

La CIDH envió el pasado martes una carta al Gobierno panameño en la que solicita que adopte "medidas que hagan cesar la situación de aislamiento" de los seis líderes de pandillas encarcelados en Punta Coco.

El centro penitenciario está ubicado en una base militar del Servicio Nacional Aeronaval (Senan) en la Isla del Rey, a más de 100 kilómetros al sur del litoral Pacífico panameño.

Según la CIDH, el aislamiento prolongado al que supuestamente están sometidos los detenidos "puede producir graves daños psicológicos y a veces fisiológicos en las personas".

La resolución de la CIDH, recalcó Urrutia, "no solicita el cierre (del penal), pide que las condiciones de aislamiento cesen, no señala que ellos (los detenidos) corren riesgo en su vida o en su integridad personal, sino que el aislamiento en materia de derechos humanos tiene unas condiciones".

En Punta Coco hay seis celdas que "cumplen con los estándares internacionales" y que cuentan cada una con "cama, baño, luz natural, inodoro, lavamanos. El punto es que no tienen ventilación interna, también por razones de seguridad", explicó la funcionaria.

Los detenidos, que ya cumplían condena en otros penales del país, fueron trasladados a Punta Coco en junio de 2015 como una "medida temporal con fines de seguridad", apuntó Urrutia, pues seguían controlando a sus respectivas bandas desde prisión y corrían el riesgo de ser agredidos por otros reos.

La CIDH, en la resolución, también alerta sobre las dificultades de acceso que enfrentan los familiares de los detenidos. Según Urrutia, el Gobierno panameño les facilita cada 15 días transporte aéreo hasta la isla.

El presidente del país, Juan Carlos Varela, invitó ayer a los miembros de la CIDH a visitar Punta Coco y a comprobar in situ las condiciones de vida de los seis reos.

"Sería interesante que la Comisión visite Panamá, entienda un poco más el país. Los invito a que visiten el centro, vean las facilidades que se les están dando en ese lugar comparado con otros centros penitenciarios del país que estamos remodelando en este momento", aseveró el mandatario panameño. EFE