Escuche ahora

Primera Hora

Con Jefferson Mejía


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Parlamento polaco da luz verde a tramitación de ley de prohibición del aborto

El Parlamento polaco admitió hoy a trámite una iniciativa popular que propone prohibir la interrupción voluntaria del embarazo y penas de cárcel para las mujeres que aborten y rechazó una propuesta para liberalizar esa práctica durante las doce primeras semanas de gestación.

Nacho Temiño

Varsovia, 23 sep (EFE).- El Parlamento polaco admitió hoy a trámite una iniciativa popular que propone prohibir la interrupción voluntaria del embarazo y penas de cárcel para las mujeres que aborten y rechazó una propuesta para liberalizar esa práctica durante las doce primeras semanas de gestación.

A favor de admitir a trámite la propuesta de prohibición del aborto votaron 267 diputados, mientras que 154 lo hicieron en contra y once se abstuvieron.

La plataforma ciudadana "Stop Aborcja" es responsable de la iniciativa, que aspira a restringir la actual legislación sobre el aborto, aprobada en 1993; su objetivo es que sólo pueda interrumpirse el embarazo en el supuesto en el que la vida de la madre corra un riesgo grave y fijar además penas de cárcel para las mujeres que aborten.

El partido gobernante Ley y Justicia, fuerza cercana a los postulados de la Iglesia Católica que controla el Parlamento polaco gracias a su mayoría absoluta conseguida en 2015, dio hoy libertad de voto a sus diputados, algo que también hicieron el resto de formaciones.

El portavoz parlamentario de Ley y Justicia, Tomasz Latos, recordó hoy que "la Constitución garantiza la protección legal de la vida de todos los polacos", incluidos los nasciturus, aunque se mostró "en contra de castigar a las mujeres que aborten", uno de los puntos que deben ser analizados en los próximos meses por la comisión parlamentaria competente, añadió.

Similar es la posición de la Iglesia Católica polaca, que a pesar de apoyar la prohibición del aborto se ha desmarcado de la posibilidad de que las mujeres vayan a la cárcel.

Por su parte, la diputada Joanna Mucha, del principal partido de la oposición, la fuerza de centro-derecha Plataforma Ciudadana, reconoció que el aborto es una cuestión dolorosa que divide a los polacos, aunque consideró que la solución no pasa por "conferir a la vida prenatal un valor más alto que a la vida de la madre gestante".

También hoy se votó la iniciativa del colectivo feminista "Salvemos a las mujeres" presentada por el Partido Campesino (PSL) para liberalizar el aborto durante las doce primeras semanas de gestación, que fue rechazada con 230 votos en contra, frente a 173 a favor y 15 abstenciones.

La representante de "Salvemos a las mujeres", Barbara Nowicka, se dirigió hoy a los diputados y, al igual que ayer, afirmó que "es intolerable que la mujer pueda ir a la cárcel por abortar" e insistió en que "la vida de las mujeres polacas no puede depender de la opinión de los fundamentalistas y los fanáticos".

La actual legislación polaca, considerada una de las más restrictivas de Europa, sólo permite la interrupción del embarazo en caso de violación o incesto, cuando representa un riesgo para la salud de la madre, y cuando el feto presenta deformaciones graves.

Cualquier cambio chocaría con la mayoría de la población polaca, que según las últimas encuestas se siente cómoda con la normativa vigente.

De hecho en los últimos días cientos de personas se han manifestado en contra de la propuesta de prohibir el aborto bajo el lema "mi cuerpo, mi decisión".

La abogada y activista feminista Karolina Wiekiewicz explicó hoy a Efe que es muy posible que tras los trabajos de la comisión parlamentaria se prohíba el aborto con la mayoría absoluta de Ley y Justicia.

Los datos oficiales indican que alrededor de 1.000 polacas abortan cada año en el país, aunque organizaciones feministas como la Federación para la Mujer y la Planificación Familiar creen que la cifra real se sitúa en 150.000 casos.

Wiekiewicz denuncia que el principal problema radica en que no siempre que se cumplen los supuestos legales se llega a interrumpir el embarazo, ya que en ocasiones los médicos se niegan o intentan persuadir a las mujeres para que no aborten.

El Parlamento también admitió hoy a trámite un proyecto de ley para regular la fecundación in vitro, que si finalmente es aprobado obligará a las clínicas especializadas a crear un solo embrión, que deberá ser implantado dentro del plazo de 72 horas.

El objetivo de esta medida es eliminar la práctica de selección de embriones y que muchos de ellos sean finalmente desechados.

La admisión a trámite de la propuesta para prohibir el aborto se suma a otras normas controvertidas aprobadas por el Parlamento polaco gracias a la mayoría absoluta de Ley y Justicia, como la reforma del Tribunal Constitucional o la ley que regula los medios de comunicación públicos.

El Comité de Defensa de la Democracia (KOD), movimiento cívico que ha organizado sucesivas protestas en la calle contra estas reformas, ha convocado una nueva concentración para mañana. EFE

nt/nl/ah