Escuche ahora

Partida W

Con Juan Pablo Barrientos


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Pence visita Sídney para reafirmar la alianza entre EE.UU. y Australia

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, comenzó hoy su agenda oficial en Australia para hablar de seguridad regional, comercio y dejar atrás una tensa conversación telefónica en enero pasado entre sus dos mandatarios.

Sídney (Australia), 22 abr (EFE).- El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, comenzó hoy su agenda oficial en Australia para hablar de seguridad regional, comercio y dejar atrás una tensa conversación telefónica en enero pasado entre sus dos mandatarios.

Pence, quien aterrizó anoche en Sídney, llegó a la "Residencia de Kirribilli" en esta ciudad, bajo fuertes medidas de seguridad para dialogar con el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, según transmitió la cadena local ABC.

En la jornada también se reunirá con el gobernador general de Australia, Peter Cosgrove; y con altos funcionarios, militares y líderes empresariales de ambos países.

Las disputas territoriales en el Mar de China Meridional y el conflicto en Siria serán algunos de los asuntos que se abordarán durante la visita del número dos de la Administración norteamericana, el funcionario de más alto nivel que visita este país desde que Donald Trump asumió en enero la presidencia de EEUU.

La visita de dos días servirá para pasar página a la tensa e incómoda conversación telefónica que Turnbull mantuvo con Trump en enero, justo después de que este jurara el cargo, y que causó sorpresa por la cercanía histórica entre Washington y Camberra.

Entonces, la prensa estadounidense informó de que Trump terminó abruptamente la llamada por las discrepancias sobre un convenio de acogida de refugiados que Australia tiene en el Pacífico suscrito con la anterior administración de Barack Obama, y que el empresario neoyorquino calificó como "el peor de los acuerdos".

La visita de Pence busca revitalizar la relación con Australia, un fuerte aliado de Estados Unidos, tras esa llamada, según dijo en una entrevista al diario The Australian, Mike Green, vicepresidente del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales en Washington.

Green consideró que el mensaje de Pence en Sídney será que "la alianza americana-australiana es fuerte y será más fuerte aún y que esa confusión entre el presidente y el primer ministro Turnbull por teléfono no es el tono que la administración quiere para las relaciones entre Estados Unidos y Australia".

"Estoy seguro que la administración lamenta esa llamada, excepto por Donald Trump, quien ha declarado que nunca lamenta nada", comentó el exconsejero de Seguridad para Asia durante la presidencia de George W. Bush, quien cree que el único punto de fricción podría ser el Acuerdo Transpacífico, del que se retiró EE.UU.

Tras su paso por Australia, Pence viajará a Hawai en el final de una gira de diez días por Asia Pacífico en la que ha buscado reforzar los lazos con sus aliados en la región tras las críticas de Trump a China y Japón durante la campaña presidencial del año pasado. EFE