Escuche ahora

Música de hoy y siempre

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Policía de Amsterdam quiere reclutar mujeres con velo en pro de la diversidad

La Policía de Amsterdam ha propuesto cambiar las reglas para autorizar el uso del velo entre sus agentes en una apuesta por reclutar jóvenes musulmanas, aunque varios políticos, incluido el Gobierno, se opusieron hoy a la presencia de símbolos religiosos en las fuerzas de seguridad de los Países Bajos.

La Haya, 20 may (EFE).- La Policía de Amsterdam ha propuesto cambiar las reglas para autorizar el uso del velo entre sus agentes en una apuesta por reclutar jóvenes musulmanas, aunque varios políticos, incluido el Gobierno, se opusieron hoy a la presencia de símbolos religiosos en las fuerzas de seguridad de los Países Bajos.

"Estamos hablando de ello. Si no podemos reclutar suficientes oficiales con antecedentes migratorios, esta es una medida que puede ayudar", aseguró Pieter Aalbersberg, jefe de la policía de Amsterdam.

El mando policial de la capital holandesa estableció como objetivo que la mitad de los nuevos agentes en Amsterdam sean descendientes de inmigrantes, especialmente al tener en cuenta que, en la actualidad, el 52 % de los habitantes de la ciudad no son de origen holandés.

Entre las fuerzas de seguridad de la ciudad, tan solo el 18% de los agentes tienen orígenes extranjeros, mientras que, a nivel nacional, la cifra asciende al 19,5%, según cifras oficiales.

En los Países Bajos, legalmente, los agentes policiales no pueden portar, al menos a la vista, ningún símbolo o expresión religiosa, como un pañuelo en la cabeza, una kipá o un crucifijo.

Tampoco están permitidos los tatuajes visibles, "piercings" o peinados demasiado llamativos.

Lo que se pretende desde Amsterdam es permitir el uso del pañuelo como parte del uniforme de la policía, en busca de reclutar más oficiales minoritarios, especialmente mujeres, para llegar a una parte de la sociedad inaccesible en la actualidad.

"Amsterdam está cambiando de composición. Esto debería ser un tema de debate. Tenemos que involucrar a los ciudadanos", añadió el oficial, en una entrevista con el diario holandés AD.

La Policía recordó que en otros países es normal que las oficiales de religión musulmana utilicen el pañuelo en la cabeza.

"Hay una gran diferencia entre los países anglosajones y los otros países europeos. En Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, Australia, Irlanda y Singapur son permisivos con ello, pero en Francia, Alemania, Holanda o los países escandinavos aún no se ha hecho", lamentó.

Su objetivo, resaltó, es "resolver asesinatos en los bajos fondos, y para eso hay que entrar en contacto con la sociedad y hablar con las madres de víctimas de otras culturas" que residen en la ciudad.

"Mis agentes necesitan entender que la cultura marroquí es diferente a la nuestra", especificó el policía holandés, para defender su propuesta.

En 2011, el primer ministro, el liberal Mark Rutte, introdujo un código de conducta que establece que "el uso de símbolos religiosos es incompatible con la neutralidad de la policía".

El liberal VVD y Llamada Democristiana, que en ese entonces gobernaban con un apoyo parlamentario de la ultraderecha del Partido de la Libertad (PVV), acordaron durante las negociaciones de la coalición que el uso del velo estaría prohibido en la Policía.

Al menos seis de los principales partidos políticos holandeses se oponen a los planes del comisario Aalbersberg de introducir el pañuelo en los uniformes de las mujeres policía como parte de la campaña de reclutamiento para la diversidad.

"Es importante que un oficial de la policía proyecte una imagen de neutralidad para su autoridad y seguridad", dijo hoy el ministro saliente de Seguridad y Justicia, el liberal Stef Blok.

El diputado Ockje Tellegen aseguró que el VVD "apoya un impulso hacia una mayor diversidad" pero "permitir el uso del pañuelo no la forma correcta de hacerlo".

"No es cierto que muchas mujeres descarten la carrera policial solo porque no se les permite llevar pañuelo", afirmó.

Por su parte, el parlamentario socialista, Ronald van Raak, también agregó a la prensa holandesa que la policía usa un uniforme precisamente "porque es neutral".

A pesar de que la iniciativa cuenta con el apoyo de diferentes organismos de defensa de la diversidad, los sindicatos policiales se muestran poco entusiastas con la idea y, según una encuesta, el 90 % de los agentes piensa que permitir expresiones religiosas "enfatizaría en la diferencia entre holandeses e inmigrantes". EFE