Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Rajoy pide a los dirigentes catalanes que vuelvan "a la legalidad"

Desde Galicia, Rajoy reclamó a los dirigentes de la Generalitat (gobierno autónomo de Cataluña) que reflexionen y vuelvan "a la racionalidad y a la legalidad".

Rajoy reafirmó hoy que no habrá consulta ilegal porque ésta significa "la liquidación de la voluntad mayoritaria de los españoles. Foto: Agencia EFE

Ante el referéndum ilegal que los independentistas catalanes quieren celebrar el 1 de octubre, el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, pidió hoy respeto a la Constitución mientras centenares de alcaldes de Cataluña defendían la consulta electoral y protestaban contra las medidas del Estado para defender la ley.

Desde Galicia, Rajoy reclamó a los dirigentes de la Generalitat (gobierno autónomo de Cataluña) que reflexionen y vuelvan "a la racionalidad y a la legalidad".

El jefe del Gobierno español insistió en que no quiere entrar en polémicas "ni con el presidente de la Generalitat (Carles Puigdemont) ni con nadie" y que sólo pide a los alcaldes catalanes partidarios de la consulta ilegal "que cumplan la ley".

Justamente hoy Puigdemont y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, arroparon a los más de 700 alcaldes investigados por la Fiscalía por promover el referéndum y reafirmaron su compromiso con el mismo.

Centenares de personas secundaron hoy la concentración convocada por la Asociación de Municipios por la Independencia y la Asociación Catalana de Municipios en la céntrica plaza Sant Jaume de Barcelona, donde están la sede la Generalitat y del Ayuntamiento.

Los tres grandes poderes públicos españoles --el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial-- están decididos a que el referéndum por la independencia de Cataluña, suspendido por el Tribunal Constitucional, no se celebre.

Rajoy reafirmó hoy que no habrá consulta ilegal porque ésta significa "la liquidación de la voluntad mayoritaria de los españoles, de los derechos de la inmensa mayoría" del pueblo español.

Sobre la concentración de alcaldes pro-consulta en Barcelona, Rajoy dijo que "es razonable pedirles que no colaboren en la celebración de un referéndum ilegal" y que "están obligados a cumplir la ley", como la Generalitat y como él mismo.

Desde Barcelona, el "president" Puigdemont advirtió al Gobierno y al Estado español de que "no subestimen la fuerza del pueblo de Cataluña" en su firme determinación de decidir su futuro político pese a la suspensión del Constitucional.

En medio de un clima de exaltación, el líder catalán gritó "¡Y tanto que votaremos!", a lo que los alcaldes reunidos, vara en mano, contestaron: "¡Votaremos, votaremos, votaremos!".

La Generalitat publicó hoy en Twitter un anuncio con instrucciones para acudir a las urnas y adelantó que la relación de colegios electorales se hará pública "próximamente".

El anuncio reza así: "Si quieres decidir democráticamente el futuro de Cataluña, vota en el referéndum de autodeterminación del 1 de octubre".

Hasta el momento, los poderes públicos del Estado español están reaccionando con firmeza ante cada medida ilegal que toman los dirigentes independentistas.

Ayer viernes, en Consejo de Ministros, el Gobierno decidió intervenir las cuentas de la Generalitat para evitar el desvío de dinero público para financiar el referéndum.

Y hoy mismo la Guardia Civil se ha incautado de varias planchas para imprimir carteles institucionales de apoyo al referéndum en una imprenta de Sant Adrià de Besos, población cercana a Barcelona.

Según el Ministerio de Interior, esta intervención responde, al igual que otras anteriores, a la orden enviada por la Fiscalía de Cataluña a las fuerzas y cuerpos de seguridad para evitar la suspendida consulta.

También por mandato judicial, la Guardia Civil ha cerrado webs institucionales de la Generalitat en favor del referéndum y continúa a diario sus investigaciones en todo el territorio catalán para buscar y requisar carteles, papeletas y demás materiales de divulgación prohibidos.