Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Sara Netanyahu fue interrogada 11 horas por supuesto uso indebido de fondos

Sara Netanyahu, la esposa del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, fue interrogada durante casi once horas por presuntos delitos de uso indebido de fondos públicos en la administración de la residencia oficial.

Jerusalén, 1 dic (EFE).- Sara Netanyahu, la esposa del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu, fue interrogada durante casi once horas por presuntos delitos de uso indebido de fondos públicos en la administración de la residencia oficial.

El interrogatorio tuvo lugar desde las 13.00 hora local de ayer jueves hasta casi la medianoche en las dependencias de la ciudad de Lod de la unidad policial 443, informa hoy el diario Yediot Aharonot.

El medio no precisa qué posibles delitos están siendo investigados, pero sí que en ellos está involucrado -como uno de los principales sospechosos- Guil Shefer, ex jefe de oficina del primer ministro y que estos días es investigado en otro expediente por posible acoso sexual a una cantante extranjera.

"Insisto en que no encontrarán nada porque no hay nada", aseguró Sara Netanyahu en relación a las pesquisas, según el diario Haaretz.

La Fiscalía no ha revelado los delitos investigados pero los medios locales aseguran que están relacionados con un antiguo caso en el que la esposa del primer ministro solicitó servicios de catering y de chefs para eventos privados de su familia y estos fueron pagados con el presupuesto oficial.

En otro se investiga si pagaba con dinero público a una cuidadora para el padre de Sara Netanyahu, y en un tercero si un electricista afiliado al partido gobernante Likud realizó trabajos en su residencia privada de la ciudad de Cesarea a cuenta del contribuyente.

Hace seis meses la Policía envió los expedientes a la Fiscalía de Jerusalén con la recomendación de procesar a la esposa del jefe del Gobierno israelí, pero este organismo los ha devuelto para completar las pesquisas.

Las sospechas se suman a otros casos judiciales por trato abusivo de funcionarios públicos en la residencia oficial.

El pasado mes de febrero un tribunal israelí dictaminó que el comportamiento de Netanyahu con un empleado de la residencia oficial fue "abusivo y dañino" e impuso al Estado el pago de 170.000 shekels (38.919 euros) por daños y perjuicios, al considerarle responsable del contrato de empleo.

Según la sentencia, el maltrato incluyó "exigencias exageradas, insultos, humillación y accesos de ira", además de "largas horas extraordinarias" de trabajo.

En 2010, otra empleada demandó a Netanyahu por maltrato, trato despótico y humillante y por no pagarle el salario mínimo ni los beneficios obligatorios como el finiquito y la paga de vacaciones cuando sirvió en su residencia de Cesaréa entre 2004 y 2009. EFE