Escuche ahora

Hora 22

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Schulz cree que Londres y Bruselas deben trabajar unidos en desafíos comunes

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, declaró hoy que un "mal acuerdo" para el Reino Unido en sus negociaciones con la UE para el "Brexit" "dañará" al bloque común "y viceversa", e instó a trabajar unidos en los "desafíos comunes".

Londres, 23 sep (EFE).- El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, declaró hoy que un "mal acuerdo" para el Reino Unido en sus negociaciones con la UE para el "Brexit" "dañará" al bloque común "y viceversa", e instó a trabajar unidos en los "desafíos comunes".

Schulz, que ayer se reunió en Downing Street con la primera ministra británica, Theresa May, y hoy lo hizo con Jeremy Corbyn, el líder del Partido Laborista, pronunció un discurso en la London School Of Economics sobre las relaciones entre los Veintisiete y el Reino Unido.

En su intervención, remarcó que el triunfo del "Brexit" -la salida de este país del bloque común- en el referendo del 23 de junio constituyó "una señal de advertencia alta y clara para avisar a la UE en su conjunto de que se reforme".

En la histórica consulta, un 51,9 % de los británicos abogó por la separación entre Londres y Bruselas, frente al 48 % de partidarios de permanecer en la UE, tras una campaña previa que, según Shulz, "dividió a la sociedad británica" como no lo ha hecho ningún otro acontecimiento anterior.

Según apuntó hoy el dirigente comunitario, el Reino Unido "necesita una UE unida, no dividida, para lograr un buen acuerdo de 'Brexit'", y recordó que ya ha instado a la "premier" británica a "notificar lo antes posible" la salida de este país de la UE.

Durante su discurso, expuso además cuáles han de ser los futuros parámetros por los que ha de regirse esa nueva relación entre los 27 y este país tras consumarse su "divorcio".

Para el presidente del Parlamento comunitario, "el mejor acuerdo posible con la UE es la pertenencia a la UE, por lo que cualquier otro implica necesariamente sacrificios", lo que equivale a decir, precisó, que en esa relación "no habrá un menú a la carta".

Además, alertó de que "las libertades fundamentales son inseparables", con lo que no habrá libre circulación de bienes, capitales y servicios sin una libre circulación de personas.

En este punto, el político expresó su preocupación por el aumento de la violencia xenófoba y los llamados delitos de odio -cometidos en base a factores como la raza o religión- surgidos a raíz del referendo y pidió una actitud de "tolerancia cero" hacia ellos.

Ambas partes deberán fijar también un marco donde proyectar sus valores comunes en cuanto a derechos humanos y democracia, al tiempo que siguen siendo "estrechos colaboradores" en materia de política exterior, dijo.

Al abordar las futuras relaciones comerciales entre ambos -uno de los aspectos que más inquietan-, Schulz opinó que "muchos subestiman la complejidad y el retraso que implica que el Reino Unido fije su propia relación comercial con la UE y el mundo".

Pero un "mal acuerdo" para Londres "dañará a la UE y viceversa", sentenció, mientras sostuvo que el "desafío común" tanto para la UE como el Reino Unido es "extraer lo mejor" de la presente situación: "Separarnos pero seguir unidos, trabajando juntos sobre los numerosos desafíos comunes".

A la hora de delimitar cuál será la nueva relación que mantendrán los Veintisiete y el Reino Unido con el "Brexit", el Parlamento europeo desempeñará un "papel clave".

Al tiempo, aseguró que todas las instituciones europeas se regirán por el principio de que "no habrá negociación (con Londres) antes de (que haya) una notificación", en alusión al Artículo 50 del Tratado de Lisboa, que este país debe activar para iniciar formalmente el periodo de dos años para negociar la salida.

May ya ha indicado que no planea iniciar ese proceso hasta que termine 2016, cuando confía en tener una postura más clara, lo que situaría el "Brexit" en 2019.

Entre otros asuntos, Londres debe convenir si sigue siendo parte del mercado único, el tipo de acceso a los servicios financieros comunitarios que tendrán los bancos de la City, así como el estatus de los ciudadanos europeos en el Reino Unido.

La líder tory aún no ha revelado detalles sobre su visión del país fuera del bloque, al tiempo que el recién creado ministerio para el "Brexit" -que cuenta con 180 funcionarios en Londres y 120 en Bruselas- trabaja para establecer la postura oficial del Gobierno en centenares de asuntos antes de iniciar las conversaciones formales.

En cuanto a la entrevista con el izquierdista Corbyn, de la que no ha trascendido el contenido, Schulz se limitó a decir que el encuentro ha sido "fructífero", en un mensaje colgado en su cuenta de Twitter. EFE

prc/ad/si