Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Seúl y Washington realizarán semana próxima maniobras en ambiente de tensión

Corea del Sur y Estados Unidos iniciarán la semana próxima unos grandes ejercicios militares anuales en un momento de gran tensión en la península coreana por la escalada dialéctica entre Washington y Pyongyang, que ha amenazado con bombardear bases estadounidenses en Guam.

Seúl, 14 ago (EFE).- Corea del Sur y Estados Unidos iniciarán la semana próxima unos grandes ejercicios militares anuales en un momento de gran tensión en la península coreana por la escalada dialéctica entre Washington y Pyongyang, que ha amenazado con bombardear bases estadounidenses en Guam.

Tanto los portavoces del Ejército surcoreano como del mando de las fuerzas combinadas consultados hoy por Efe aseguraron que esas maniobras están previstas para la semana próxima, aunque todavía no hay fecha oficial para su comienzo.

Tradicionalmente, los ejercicios Ulchi Freedom Guardian arrancan el lunes de la penúltima semana de agosto y se desarrollan durante los siguientes 12 días.

De este modo, los ejercicios, que suponen la mayor simulación de combate computerizada del mundo, empezarán previsiblemente el 21 de agosto y concluirán el 1 de septiembre.

Los ejercicios simulan cada año un escenario en el que decenas de miles de efectivos de ambos países deben defender el territorio surcoreano de una hipotética invasión norcoreana.

Corea del Norte, que los considera una provocación, suele responder a este tipo de maniobras con lanzamientos de misiles al mar o duras amenazas de guerra.

En esta ocasión, los ejercicios llegan en un momento de excepcional tensión regional después de que la semana pasada se viviera una escalada dialéctica entre Corea del Norte y Estados Unidos.

Pyongyang protestó airadamente por las últimas sanciones de la ONU que castigan sus lanzamientos de misiles y amenazó con atacar territorio estadounidense, algo a lo que el presidente de EE.UU., Donald Trump, replicó con especial beligerancia prometiendo "fuego y furia" si Corea del Norte no rebajaba el tono.

En un giro inusual, el hermético país asiático aseguró entonces que prepara un plan para bombardear el entorno de la isla de Guam, que alberga importantes bases estadounidenses, e incluso brindó detalles del mismo.

Las continuas pruebas de misiles del régimen de Kim Jong-un este año han incrementado la tirantez regional y han endurecido el tono de Washington, donde la Administración Trump ha insinuado la posibilidad de realizar ataques preventivos contra Corea del Norte. EFE