Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Siete vinculados en masacre en El Salvador quedan en libertad condicional

La Justicia de El Salvador dejó hoy en libertad condicional a seis personas vinculadas con un tiroteo entre pandilleros y guardias privados que se saldó con media docena de muertos el pasado 15 de marzo en la capital, informaron los Tribunales.

San Salvador, 20 mar (EFE).- La Justicia de El Salvador dejó hoy en libertad condicional a seis personas vinculadas con un tiroteo entre pandilleros y guardias privados que se saldó con media docena de muertos el pasado 15 de marzo en la capital, informaron los Tribunales.

La fuente detalló que los guardias de seguridad Germán Orlando Pérez y Salvador Hernández Pineda, acusados de intento de homicidio y amenazas, afrontarán la etapa instrucción o investigación judicial en libertad, aunque el segundo deberá pagar una fianza cuyo monto no fue revelado.

El tribunal concedió el beneficio a estos imputados pese a que el director de la Policía, Howard Cotto, aseguró este mismo lunes que tienen "claros indicios" de su participación en los crímenes, perpetrados en el centro histórico capitalino.

De igual forma, Giovani Amaya, Ramón Antonio Chávez, Juan Carlos Guevara y David Pérez Melara, quienes son acusados de asociaciones ilícitas, quedaron en libertad.

Asimismo, un séptimo procesado, aunque la Policía solo había declarado la detención de seis personas, identificado como Kevin Ramses Moreno, quedará en prisión preventiva por los delitos de homicidio agravado e intento de homicidio.

La prensa local sostiene que tras un ataque armado contra dos guardias, de los que falleció uno, sus compañeros asesinaron a otras cinco personas, supuestamente vinculadas a miembros de las pandillas, en respuesta a la baja.

Otra versión de los medios es que el hecho se dio por una disputa al interior de la empresa entre los guardias y supuestos pandilleros que se hacen pasar por vigilantes privados.

Estos seis fallecidos formaron parte de los 30 que el país centroamericano registró el 15 de marzo y que lo posicionó como el día más violento en lo que va de 2017.

El Salvador es asediado por las pandillas Mara Salvatrucha (MS13), Barrio 18 y otras minoritarias, que poseen más de 600 células en todo el país, y a las cuales el Gobierno atribuye la mayoría de los crímenes.

El país centroamericano es considerado uno de los más violentos del mundo por sus tasas de 103 y 81,7 homicidios por cada 100.000 habitantes en 2015 y 2016, respectivamente. EFE