Escuche ahora

Boogie Nights

Programación W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Socio Gobierno heleno apoya a Iglesia rechazando cambios enseñanza religión

El partido nacionalista Griegos Independientes (ANEL), socio minoritario del Gobierno heleno, rechazó hoy la decisión del Ministerio de Educación de que la asignatura de religión esté enfocada más al conocimiento de todas las grandes religiones que a la enseñanza del catecismo.

Atenas, 23 sep (EFE).- El partido nacionalista Griegos Independientes (ANEL), socio minoritario del Gobierno heleno, rechazó hoy la decisión del Ministerio de Educación de que la asignatura de religión esté enfocada más al conocimiento de todas las grandes religiones que a la enseñanza del catecismo.

Esta decisión empezará a aplicarse desde este curso a la enseñanza primaria y secundaria.

"ANEL públicamente apoya el punto de vista de la Iglesia al respecto de la enseñanza de la religión en las escuelas", escribió el partido en un comunicado enviado hoy.

El líder del partido y ministro de Defensa, Panos Kammenos, se reunirá el 28 de septiembre con el arzobispo de Atenas, Jerónimo, quien hizo pública su oposición a los cambios introducidos por el Gobierno a principios de esta semana.

El ministro de Educación, Nikos Filis, reaccionó entonces en un comunicado asegurando que "el nuevo programa del curso de religión es fruto de tres años de estudio y de un largo diálogo con los teólogos, enseñantes y los representantes de la Iglesia", y se declaró abierto al diálogo.

A partir de este año la instrucción religiosa se enfocará al conocimiento de "todas las culturas cristianas", de la ortodoxia, el catolicismo y el protestantismo, "así como de las demás religiones monoteístas, como el islam y el judaísmo", según describe el programa el Boletín Oficial del Estado.

Más de 95 % de los habitantes de Grecia se declaran cristianos ortodoxos lo que hace que la Iglesia del país tenga una enorme influencia en la vida política y cultural.

En el año 2000, una decisión del entonces primer ministro socialista Kostas Simitis de eliminar la mención a la religión del documento nacional de identidad provocó la reacción en contra de la Iglesia, que respondió con manifestaciones multitudinarias en todas las ciudades griegas y consiguió más de cinco millones de firmas en contra de la iniciativa gubernamental. EFE