Escuche ahora

Archivo W

Con Sebastián García


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Taiwán regala al Papa una cruz hecha con restos de bombas lanzadas por China

Taipei, 8 dic (EFE).- El Consejo Nacional de Iglesias de Taiwán regaló al Papa Francisco una cruz hecha con restos de bombas lanzadas por China a la isla taiwanesa de Kinmen en la década de los 50, simbolizando la capacidad de "convertir el odio y la violencia en amor y paz", según dijo hoy el Consejo en un comunicado.,En una reunión celebrada este jueves en el Vaticano entre el Papa y el obispo David J.H. Lai, de la Iglesia Episcopal de Taiwán, éste último le hizo entrega del regalo al tiempo q

Taipei, 8 dic (EFE).- El Consejo Nacional de Iglesias de Taiwán regaló al Papa Francisco una cruz hecha con restos de bombas lanzadas por China a la isla taiwanesa de Kinmen en la década de los 50, simbolizando la capacidad de "convertir el odio y la violencia en amor y paz", según dijo hoy el Consejo en un comunicado.

En una reunión celebrada este jueves en el Vaticano entre el Papa y el obispo David J.H. Lai, de la Iglesia Episcopal de Taiwán, éste último le hizo entrega del regalo al tiempo que le explicaba que simboliza "la capacidad humana de convertir el odio y la violencia en amor y paz".

El Pontífice instó a la unidad a los cristianos taiwaneses y le habló de su reciente viaje a Myanmar y Bangladesh.

Taiwán mantiene lazos diplomáticos con el Vaticano, pero en la isla hay gran preocupación ante el acercamiento en los últimos años entre Ciudad del Vaticano y Pekín que podría llevar al establecimiento de lazos oficiales, lo que a su vez supondría la ruptura con la isla.

El Consejo Nacional de Iglesias de Taiwán se creó en 1991 e incluye numerosas iglesias y organizaciones cristianas, como las iglesias Católica, Episcopal, Metodista, Luterana y Presbiteriana.

En Taiwán, tan sólo el 4,5 por ciento de sus 22,6 millones de habitantes son cristianos, de los que unos 600.000 son protestantes y 300.000 católicos.

No obstante, entre los aborígenes taiwaneses, habitantes isleños originarios que no son de origen chino, un 70 por ciento son cristianos. EFE