Escuche ahora

Boogie Nights

Programación W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Banda de familiares ganaba $10 millones de pesos semanales en venta de estupefacientes

La organización delincuencial, de la cual fueron capturados 28 de sus integrantes, operaba en Manizales.

Además de los 28 capturados, se decomisaron 12.500 dosis de estupefacientes y dos armas de fuego. Foto: Colprensa

En el barrio Bajo Andes de la ciudad de Manizales capturaron a 28 personas señaladas de pertenecer a una banda delincuencial dedicada a la venta de alucinógenos en varios sectores de esta capital. Entre los detenidos hay varias personas que son parte de la misma familia.

Además de los 28 capturados, se decomisaron 12.500 dosis de estupefacientes y dos armas de fuego.

Gracias a las cámaras de seguridad ubicadas en varios puntos aledaños a los barrios Bajo Andes y El Carmen, se pudo identificar que los integrantes de la organización estaban involucrados en la venta de marihuana, perico, bazuco o gotas de drogas psiquiátricas.

Para poder capturar a estas personas, fue necesaria una investigación por parte de la Policía Nacional. Durante seis meses, investigadores de la Sijín se pudieron mezclar en los puntos donde estas personas efectuaban el tráfico de estupefacientes. Allí se pudo obtener por los investigadores, en 174 horas de pruebas, una serie de llamadas y recorridos para identificar a los presuntos líderes, entre los que se destacan dos mujeres apodadas “la Mona” y “la Negra”, además de “el Rolo” y “Fáber”, para poder capturar a las 28 personas.

Fueron necesarios 11 allanamientos y 160 agentes para poder interceptar a esta banda delincuencial la cual, según la autoridad policial, llevaba más de 10 años vendiendo droga.

Los jíbaros recibían entre $20.000 y $25.000, o el 10% por cada bomba (100 dosis de estupefacientes) por la venta. Semanalmente, la banda comercializaba aproximadamente $9’900.000 en Bajo Andes. Y presuntamente, gran parte de la droga que se comercializaba en varias de las comunas de Manizales llegaría desde el Cauca.

A los 28 capturados, la Fiscalía General de la Nación les imputó cargos por tráfico de estupefacientes y concierto para delinquir agravado.