Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Cauca: 18 años de cárcel para Feliciano Valencia por el delito de secuestro

En contra del reconocido líder indígena cursaba una investigación por la retención de un cabo del Ejército Nacional, en hechos ocurridos en el año 2008 en el Resguardo La María.

Feliciano Valencia. Foto: Colprensa.

Funcionarios de la Policía Judicial Seccional Cauca capturaron en las últimas horas al reconocido líder indígena José Feliciano Valencia, cuando se desplazaba en una camioneta de la Unidad Nacional de Protección, por el puente sobre el río Mandivá, municipio de Santander de Quilichao.

El dirigente afronta desde el año 2008 una investigación por los delitos de secuestro simple y lesiones personales agravadas. Sin embargo, en marzo del 2015 un Juez Penal del Circuito, con funciones de conocimiento, había absuelto a líder indígena, decisión que fue apelada por la Fiscalía.

En ese sentido, en las últimas horas el Tribunal Superior del Cauca revocó dicho fallo, acogiendo la petición de la Fiscalía, y de acuerdo al material probatorio recaudado condenó a Valencia a 18 años de prisión como responsable del delito de secuestro simple.

El Tribunal consideró que las pruebas recaudadas por el Ente investigador permitieron establecer la responsabilidad del líder indígena en los hechos ocurridos el 14 de octubre de 2008, cuando el sector de La María, jurisdicción de Piendamó, sujetos que tenían el rostro cubierto, bastón de mando y machetes abordaron al cabo tercero del Ejército, Jairo Danilo Chaparral Santiago, a quien obligaron a subir a una camioneta y ante la presencia de 400 indígenas lo golpearon y lo trasladan a una vivienda del cabildo, donde permaneció en una jaula, amarrado, vendado y custodiado.

Según la Fiscalía, el militar, adscrito a la Brigada Móvil Número Dos del Batallón de Contraguerrilla Número 15 Libertadores del Llano, fue retenido más 14 horas  y sometido a tratos inhumanos hasta que fue liberado por mediación de la Procuraduría.

En ese entonces, las comunidades indígenas aseguraron que el cabo era un “infiltrado” en sus manifestaciones, por lo cual determinaron aplicarle la justicia tradicional.

Se informó que Feliciano Valencia fue trasladado a la ciudad de Popayán, y en las próximas horas sería recluido en el centro penitenciario y carcelario de mediana y máxima seguridad San Isidro.