Escuche ahora

Hora 22

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Penas más duras contra los corruptos en la ley de sometimiento

Los corruptos también harán parte de un grupo delictivo organizado.

Imagen de referencia. Foto: Colprensa

En la ley de sometimiento para organizaciones criminales se considerará Grupo Delictivo Organizado el grupo estructurado de 3 o más personas que exista durante cierto tiempo y que actúe concertadamente con el propósito de cometer uno o más delitos graves o delitos tipificados con arreglo a la convención de Palermo.

Eso quiere decir que los corruptos también harán parte de un grupo delictivo organizado.

En la Convención de Palermo están los delitos de terrorismo, lavado de activos, narcotráfico y corrupción.

En cuanto al delito de concierto para delinquir, la pena aumenta de 8 a 18 años para casos como trata de personas, minería ilegal, delitos contra la administración pública, entre otros.

Le puede interesar: Santos anuncia inicio del sometimiento del Clan del Golfo

La pena se doblará de 16 a 36 años de prisión cuando quienes incurran en el delito sean funcionarios públicos.

Por otro lado, se tipicará un delito especial por las amenazas contra defensores de derechos humanos, servidores públicos, dirigentes políticos y sindicales. El cargo contemplará de 7  a 10 años de prisión.

-Las audiencias 

En la ley también se determina que  transcurridos 400 días contados a partir de la fecha de imputación no se hubiere presentado el escrito de acusación o solicitada la preclusión proceder otorgar la libertad del imputado.

También se señala que no se contabilizarán los términos establecidos cuando la audiencia de juicio oral no se haya podido iniciar o terminar por maniobras dilatorias del acusado o su defensor.

-Cárceles

En el tema de las extorsiones dentro de los centros penitenciarios el artículo 11 contempla control a las llamadas desde los centros de reclusión cuando se produzca en llamadas procedentes de dispositivos de telecomunicaciones ubicados en centros penitenciarios y carcelarios los operadores de redes y servicios de telecomunicaciones deberán disponer lo necesario para informar al destinatario de la comunicación el lugar del nombre y establecimiento desde el cual se origina.

Presentación previa del documento adjunto: