Escuche ahora

Boogie Nights

Programación W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Se revelan nuevos detalles sobre el atentado a Caracol Radio

La W conoció detalles de la investigación de la Policía Judicial que responsabiliza al frente 14 del Bloque Sur de las FARC con el carro bomba del pasado 12 de agosto en Bogotá. El atentado efectivamente estaba dirigido contra la cadena radial. El presidente Santos reveló que un correo de alias el “Mono Jojoy” confirma la autoría.

La W conoció detalles de la investigación de la Policía Judicial que responsabiliza al frente 14 del Bloque Sur de las FARC con el carro bomba del pasado 12 de agosto en Bogotá. El atentado efectivamente estaba dirigido contra la cadena radial. El presidente Santos reveló que un correo de alias el “Mono Jojoy” confirma la autoría.

Basados en material probatorio e investigaciones por parte de la Policía Judicial, las autoridades ya tienen plenamente identificadas a las Farc como los responsables intelectuales y materiales del atentado con carro bomba contra Caracol Radio del pasado 12 de agosto.

El presidente Juan Manuel Santos dijo este sábado desde Ibague, que ese grupo subversivo fue el determinador del hecho.

No sólo los testimonios de Gustavo Ladino, el hombre que tramitó las placas falsas del automotor, y el de Adelmo Lopez , quien contacto al dueño del taller donde se armó la bomba, fueron claves para la Fiscalía.

Correos electrónicos transcritos del computador incautado a Adela Pérez Aguirre, alias “Camila”, cabecilla del Frente Urbano Antonio Nariño dieron las primeras pistas de la participación de las Farc en el hecho.

En dicho computador, alias “Camila”, ordena coordinar distintos atentados contra entidades públicas así como al sistema masivo de transporte Transmilenio en Bogotá y un medio de comunicación sin definir cuál.

Los responsables del atentado

En los correos aparece vinculado Arnoldo Tafur Berrio, alias “Moño malo” o “César”.

Tafur Berrio milita en el frente 14 perteneciente al Bloque Sur de las Farc. Fue condenado por un juez especializado de Cundinamarca por el delito de tráfico de armas, concierto para delinquir y terrorismo, con 54 meses de prisión.

Este hombre nacido en Planadas, Tolima, fue capturado el 31 de agosto del 2006, estuvo recluido en la cárcel La Modelo y posteriormente quedó en libertad el primero de febrero del 2008.

Arnoldo Tafur Berrio es responsable, según las autoridades, de la consecución y acondicionamiento del carro bomba. Dicho de otra manera, fue el “cerebro” del atentado terrorista en Bogotá.

Actualmente está prófugo y tiene orden de captura proferida por juzgado 22 de control de garantías de la capital.

La activación del carro bomba corrió por cuenta de Javier López López (primo hermano de Adelmo López, quien ayudó a conseguir el automotor).

Javier López, alias “Talla” o “Valbuena” pertenece a una red de traficantes de armas del frente 14 de las Farc.

Según investigaciones del DAS, delinquió en el departamento de Caquetá y fue capturado el 31 de agosto de 2006.

Nacido en el Peñón, Cundinamarca, López fue condenado a 30 meses por un juez especializado de Cundinamarca, pero quedó en libertad 12 de noviembre de 2008.

Actualmente huye de la justicia y tiene orden de captura por los delitos de terrorismo, homicidio agravado en grado de tentativa y porte y tráfico de armas.

Para la Fiscalía, Javier López es un explosivista que sirve de logística a las Farc en Bogotá y fue quien activó a remoto los 50 kilos de anfo cargados en el Chevrolet swit 1.3 a las 5:25 am del 12 de agosto.

Los otros responsables del hecho son también integrantes de la logística del frente 14 en la capital.

Ellos son: John Jairo Urreño Peña, quien ayudó a conducir el auto hasta la carrera séptima con 67, y una mujer identificada con el alias de “María” quien fue la primera en bajarse del carro para detectar alguna sospecha de la vigilancia privada del edificio.

Primer juicio por el carro bomba

La primera, y hasta el momento única persona en ir a juicio por el atentado contra la Cadena Caracol Radio, es Edilson Moreno Barragán,
La Fiscalía tiene en su poder pruebas que señalan a Barragán, dedicado al oficio de ornamentador, de prestar su taller en Ciudad Bolívar para armar el carro bomba.

Este lunes será sustentada la acusación en su contra ante un juez especializado en Bogotá por los delitos de concierto para delinquir, terrorismo y tráfico y porte de armas.

Entre tanto, Gustavo Ladino y Adelmo López siguen bajo vigilancia de las autoridades mientras se les define su situación jurídica.
Cabe recordar que los dos hombres colaboraron entregando información a la Dijin y CTI y en el caso de Adelmo López la Fiscalía lo acogió al programa de protección a testigos.

Gustavo Ladino, el encargado de “gemelar” las placas del auto, ya había sido condenado el 9 de octubre del año pasado por el delito de falsedad en documento por parte del juzgado 16 penal con funciones de conocimiento.

¿Por qué Caracol Radio?

La W conoció los móviles del hecho investigados hasta el momento por parte de la Policía Judicial.

En el computador de alias “Camila”, se analizaron correos en donde el Bloque Sur de las Farc coordinaba con las “células” urbanas distintos atentados en el país.

La orden era atentar contra el Palacio de Justicia y el Comando de la Policía Metropolitana en Cali, así como la de llevar a cabo un atentado contra un portal de Transmilenio de Bogotá y un medio de comunicación nacional.

En lo que respecta al medio de comunicación, las Farc planeaban desde hace años colocar un carro bomba de tal manera que causará impacto nacional e internacional.

El medio al cual inicialmente iba dirigido el atentado era la cadena radial RCN, pero las personas encargadas de llevarlo a cabo comunicaron al comando sur de las Farc que era “prácticamente imposible”, según labores de inteligencia hechas por el CTI y la Policia.

La extrema vigilancia además de la ubicación no permitía que un carro desconocido pudiera estar más de un minuto paqueado al frente de las instalaciones de la emisora.

Los milicianos también descubrieron cómo las camionetas escoltas de los directores de los informativos no daban un margen de tiempo para paquear y luego accionar el explosivo a control remoto.

Fue entonces cuando se pensó en atentar contra la cadena radial Super, específicamente contra el director del noticiero Fernando Londoño Hoyos.

Sin embargo al realizarle “inteligencia” a la edificación de la cadena radial y a las calles adyacentes, la logística de las Farc pronto detectó que paquear un auto al frente era demasiado riesgoso debido al que el esquema de seguridad del ex ministro, llegaba desde muy temprano.

Tanto Arnoldo Tafur, alias “Cesar”, como Javier Lopez, alias “Talla”, decidieron fijar su objetivo entonces en Caracol Radio.

Los dos hombres tenían libertad de acción y luego de varios días de inspeccionar la zona de la carrera séptima con calle 67 en Chapinero concluyeron que el lugar daba muchas más ventajas.

En primer lugar, la vigilancia no podía desconfiar que un carro parqueara unos dos minutos en una zona con tanto flujo vehicular.

Además, según la teoría manejada por la Fiscalía, a diferencia de los otros dos medios de comunicación, en Caracol los vehículos escoltas no estacionan al frente del edificio sino que entran por un sótano sobre la calle 67.

Otro punto a favor de los terroristas, era el plan de escape puesto que la carrera séptima ofrecía una huida rápida hacia el sur.

En otras palabras, las Farc atacaron a la Cadena Radia Caracol debido a que ofrecía mas “ventajas de tipo logístico” para llevar a cabo el atentado.

Cuando se decidió que sería Caracol el objetivo, comenzó a coordinarse el armazón de la bomba, diseñada especialmente para afectar a la emisora.

Para la Fiscalía está claro que las Farc analizaron varios blancos y cuando detectaron el más vulnerable, actuaron.