Escuche ahora

La Hora del Regreso

con Carlos Montoya


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Cinco municipios de Córdoba accedieron a los créditos enmarcados en los “bonos de agua”

Se trata de Montelíbano, San Carlos, San Antero, San Pelayo y Purísima.

Cinco municipios de Córdoba accedieron a los créditos enmarcados en los “bonos de agua”. Foto: Getty Images

De acuerdo con lo conocido por La W Radio, en el departamento de Córdoba, sobre este tema que ha generado polémica en el país tras conocerse el endeudamiento, que hoy enfrentan varios municipios que accedieron a los créditos enmarcados en los “bonos de agua” o “bonos Carrasquilla”.

De acuerdo con lo establecido, cinco de los 30 municipios de Córdoba, obtuvieron créditos que aún mantienen endeudadas a jurisdicciones como San Antero, según informó el profesional universitario en administración pública, con funciones de presupuesto municipal, Leonardo Posso,  quien indicó que al municipio le giraron recursos para hacer una obra llamada “Construcción y Optimización de los Acueductos de Naranjo 1, Naranjo 2, y San José” la cual concluyó en un 100%. Sin embargo, indicó que el municipio accedió al crédito por 20 años y aún están empeñados por 14 años.

El crédito de San Antero fue por un valor de  $1.227.398.085 y se le cobra un 20%. Otra de las zonas donde obtuvo el crédito fue San Pelayo, donde la alcaldesa María Alejandra Forero, manifestó ese municipio accedió a cerca de 2 mil millones para la ejecución de una obra en zona rural la cual terminó siendo un “elefante blanco”.

“El crédito fue de un monto de casi 2 mil millones de pesos. Fue en el periodo 2008-2011. Los recursos fueron utilizados para un acueducto rural del corregimiento Las Guamas, que siete años después sigue siendo un elefante blanco. El acueducto no funciona, el tanque elevado a pesar de ser muy grande todavía hasta mi primer año de gobierno en el año 2016, estábamos tratando de arreglarlo con recursos propios y pues hasta la fecha no funciona. El alcalde anterior denunció el tema y en reuniones con Findeter donde se había pagado la totalidad de la deuda, decidieron desistir de los cobros que se hacían al municipio, e incluso, Findeter terminó haciendo devolución de los recursos”, señaló la alcaldesa de San Pelayo.

Desde el municipio de Montelíbano, el alcalde Francisco Alean, planteó la situación de la siguiente manera:

“El préstamo inicial fue de $3.261.088.952, se han pagado de intereses 1.834 millones de pesos, de capital 540 millones de pesos y  trimestralmente se pagan 136 millones de pesos. La obra que se contrató fue de los estudios y diseño del plan maestro de acueducto y alcantarillado en el gobierno de Álvaro Vidal (alcalde encargado) 2010-2011. La irregularidad es que Montelíbano no pertenece al Plan Departamental de Aguas, sin embargo contrató con ellos dicho proyecto, mediante contratación directa. El alcalde Gabriel Calle Demoya, logró rescatar de ese dinero $1.107.410.097, con los cuales se invirtieron obras verificables en la optimización de la planta de tratamiento de agua potable y extensión de redes de acueducto y alcantarillado”, señaló el mandatario municipal.