Escuche ahora

Partida W

Con Juan Pablo Barrientos


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Comunidad de Pajarito, que cruza el río por un cable, clama por un puente vehicular

Niños tiene que poner en riesgo su vida para ir a estudiar. Gobernación de Boyacá viajará la semana entrante a la zona.

Comunidad de Pajarito, que cruza el río por un cable improvisado, clama por un puente vehicular. Foto:

En el 2014 una creciente del río Cusiana se llevó el puente que servía para que los habitantes de Pajarito, Boyacá pudieran tener una comunicación entre zona rural y urbana, desde entonces vienen clamando por una solución al Gobierno Nacional y departamental que les permita remplazar el cable o “canasta” como se le conoce para trasportarse de un lugar a otro exponiendo la vida de niños y adultos. 

 

Cristóbal Torres, líder de la zona cuenta que la situación sobre el río Cusiana, en el sitio denominado Quebrada Negra, “es espantoso como una persona tiene que coger una canasta, amarrarla y subir sus bultos de papa y yuca”. 

 

Los niños tiene que movilizarse por el cable a sabiendas que un menor es totalmente vulnerable. “Ante la necesidad el papito tiene que trabajar y los niños tienen que salir a estudiar”. 

 

La falta del puente hace que los menores deban caminar hasta una hora para llegar a la escuela. “No solamente cruzan la canasta, deben cruzar caños, quebradas”, dice Torres. 

 

La canasta tiene una capacidad para transportar dos o tres personas sin una seguridad plena. “El cable se amarra a un palo y al otro lado se amarra a un árbol. La altura puede estar a dos metros y medio, cuando hay creciente en el río, la gente pasa rozando el agua, imagínese”, cuenta. 

 

 

- El viaje 

 

 

Ante esta compleja situación una delegación de lideres campesino encabezada por el alcalde de Pajarito, Inocencio Pérez Castro, llegó este martes cuatro de diciembre a la Gobernación de Boyacá y se reunió con el secretario de Infraestructura, Óscar Ricardo Corredor, para buscarle una salida definitiva a la problemática. 

 

“Como campesinos nos organizamos y decidimos venir hablar directamente con el gobernador, en este caso nos atendió el secretario de Infraestructura del departamento llegando a unos compromisos muy claros”, dijo. 

 

Justamente dentro de los compromisos alcanzados está que en el sector de Quebrada Negra del río Cusiana se debe construir un puente vehicular.  

 

Otro punto del acuerdo es que el proyecto del puente vehicular, que reposa en la Alcaldía de Pajarito, será radicado a más tardar el próximo 11 de diciembre en la Gobernación de Boyacá en donde se estudiará su viabilidad.  

 

Se estableció que el secretario de infraestructura de Boyacá, Óscar Ricardo Corredor viajará entre el 10 al 14 de diciembre hasta el sitio donde debe ser construido el puente con el fin de verificar y hacer una análisis de la situación. 

 

Por último se va concertar una cita con el gobernador de Boyacá entre el 20 y 26 de diciembre. 

 

- Que el Gobierno nos tire una manito, necesitamos el puente 

 

 

Aunque una ONG estaba adelantando un proyecto por medio del postconflicto para lograr la vía, todo quedó ahí porque dicho postconflicto, según los habitantes de la zona, quedó paralizado. 

 

La esperanza del alcalde de Pajarito es aferrarse a la buena voluntad que según él ha tenido la Gobernación de Boyacá para solucionar el problema. 

 

“Gracias a Dios llegamos a un acuerdo porque de verdad necesitamos el puente, (…) hay muchas comunidades incomunicadas”, dijo el mandatario local. 

 

Reconoce que se debe hacer un estudio muy detallado pero que toca unir esfuerzos tanto desde la Alcaldía, la gobernación de Boyacá, como el Gobierno Nacional: “que nos tiré una manito”. 

 

El puente que se requiere es de unos 120 metros, pero serán los ingenieros los que determinen y se estima que la inversión para la construcción del puente esta entre los $7000 millones y $8000 millones.