Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Comunidades protestan por servicio de energía en el norte del Cauca

La empresa encargada señaló que mientras se registren acciones vandálicas y terroristas no se podrá garantizar la prestación del servicio en la zona.

Comunidades de Caloto protestaron por la que consideran mala prestación del servicio de energía por parte de la Compañía Energética de Occidente. Foto: Cortesía María del Pilar Aguilar

Comunidades campesinas e indígenas en el municipio de Caloto, al norte del departamento del Cauca, protestaron por la que consideran mala prestación del servicio de energía por parte de la Compañía Energética de Occidente.

Los manifestantes, pertenecientes a la comunidad de la vereda El Pílamo y del Resguardo López Adentro, jurisdicción del municipio de Caloto, aseguraron que a pesar de los llamados que han hecho a los encargados, no han sido escuchados.

Los habitantes se desplazaron hasta una subestación que suministra el servicio en el sector de Japio, en la vía que conduce hacia Santander de Quilichao, asegurando que durante más de 140 horas carecen del servicio.


 

Respecto a esta situación, el gerente técnico de la Compañía Energética de Occidente, Javier Torres, denunció que aproximadamente 80 personas llegaron a la subestación y manipularon el Seccionador del Circuito Balcanes ubicado en Santander, que presta servicio a más de 400 usuarios entre habitantes y zonas industriales de nueve veredas.

Entre los sectores afectados se encuentran La Quebrada, San Pedro, Chiribicó, Dominguillo, Lomitas Abajo, Mandivá, San José, San Rafael y Santa Lucia.

Asimismo, señaló que los protestantes provenientes de las veredas Vista Hermosa, Guabito, y La Cuchilla pincharon “y hurtaron una camioneta” de un contratista en las afueras de la subestación.

Por otra parte, denunció que retuvieron otra brigada del contratista Uten y al técnico de operación móvil de la subestación eléctrica.

Ante esto, voceros de la comunidad señalaron que adoptaron vías de hecho por la falta de atención, pero desmintieron el hurto del automotor.

La compañía informó que además hubo protestas por la instalación de los reconectadores de Corinto Rural, equipos que reaccionan y generan cortes cada vez que hay conexiones para cultivos ilegales.

Aunque la empresa invitó al dialogo a los manifestantes, la tensión se mantiene en la zona por las acciones de protesta de los usuarios.