Escuche ahora

Hora 22

Con Eduardo Peña


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Corpamag adelanta recuperación del caño Clarín Viejo en la Ciénaga Grande

Con esto buscan rehabilitar la dinámica hídrica que existía con el río Magdalena, solucionando el problema de hipersalinidad que presentan los suelos y canales aledaños.

Corpamag adelanta recuperación del caño Clarín Viejo en la Ciénaga Grande. Foto: Cortesía: CORPAMAG

Con una inversión de $6.324 millones de los cuales el Invias aportó la suma de $4.423 millones  y Corpamag $1.900 millones, se realizó la apertura de la embocadura del Caño Clarín Viejo, en donde se presentaba un bloqueo de los flujos hídricos del río Magdalena y diversas actividades antrópicas que afectaban el sistema deltaico lagunar de la Ciénaga Grande de Santa Marta.

Estos trabajos de recuperación hidráulica del caño Clarín Viejo, buscan rehabilitar la dinámica hídrica que existía con el río Magdalena, como una medida de solución al problema de hipersalinidad que presentan los suelos y canales aledaños a la Vía Parque Isla de Salamanca – VIPIS - entre las abscisas K7 y K15, así como en ciertas zonas del caño Clarín Nuevo cercanas a su desembocadura sobre la Ciénaga,  buscando así que se formen los elementos constitutivos para un suelo con la suficiente capacidad para propiciar el florecimiento del bosque manglar que se ha visto afectado por esta problemática; avanzando así en la recuperación del Complejo Deltaico Estuarino de la Ciénaga Grande de Santa Marta (CGSM).

Estas intervenciones adicionalmente beneficiarán a la comunidad de pescadores del caño Clarín, dado que al mejorar las condiciones del agua en el caño, se propiciará el crecimiento de los recursos pesqueros.

La importancia de la apertura de esta embocadura y en general de las obras de dragado, radica en que se contaría con un caudal adicional de agua dulce para la Ciénaga Grande de Santa Marta – CGSM, lo que contribuiría a mantener no sólo su equilibrio hídrico a través de su conexión con el caño Clarín Nuevo, sino también del sector nororiental, que presenta las condiciones más críticas según los informes de monitoreo entregados por el Invemar.

Así las cosas, ingresará un mayor caudal a los caños Bristol, Cobado 1, Caleta del Tambor, Machetico, Auyama, Puerto Ancho o Pajaral y Cobado 2, intervenidos durante esta vigencia. El aporte hídrico está diseñado para 20 m3/seg como caudal máximo, los valores medios que debe manejar el caño están en 10 m3/seg. Es notable que lo ingresado actualmente, puede estar superando los valores medios y ello es evidente ante la gran cantidad de área que se está irrigando hoy día.

El informe técnico del estudio realizado para sustentar la reapertura del caño Clarín Viejo afirma que para cada uno de los caños se hicieron diferentes análisis multitemporales de la ribera del río Magdalena, hidrodinámico para la apertura y mantenimiento de los caños El Torno, Alimentador, Almendros, Clarín Viejo y Clarín Nuevo, así como el comportamiento de niveles, procesos hidrosedimentológicos, aforos y demás que ha desarrollado el Laboratorio de Ensayos Hidráulico de Las Flores.

Los trabajos no tendrán ninguna incidencia negativa en la erosión de la ribera del río Magdalena, la cual ha sido latente desde antes de la apertura del caño Clarín Viejo, que sin embargo ha venido avanzando de forma acelerada en los últimos años.